In English?

¿Quieres invertir en el futuro de tu hijo?

Dale un abrazo.

Un estudio realizado por psicólogos infantiles y neurocientíficos en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington examinó los cerebros de los niños en edad escolar y descubrió que los niños cuyas madres los motivaron desde una temprana edad tienen un hipocampo más grande que los niños que no fueron motivados por sus padres. El hipocampo es un área del cerebro que forma parte integral de la memoria, el aprendizaje y la respuesta al estrés. De acuerdo con el estudio, esta porción del cerebro es sustancialmente más grande (hasta un 10 por ciento más grande) en los niños que reciben más motivación.

Hasta ahora, no había ninguna prueba científica de que el amor de los padres pudiera cambiar la anatomía del cerebro. Pero puede. Y en el área del cerebro que ayuda en el aprendizaje.

Si bien la investigación analizó específicamente la motivación de las mamás (que incluye abrazos), los científicos observaron que los beneficios positivos de los abrazos y otras conductas de crianza probablemente sean los mismos para cualquier cuidador primario, incluidos los papás y los abuelos.

Los abrazos solo toman un momento, son fáciles y divertidos. La recompensa no tiene precio, lo cual no significa que no se pueda medir. Y puede ser la mayor estimulación cerebral que le darás a tu hijo todo el día.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest