In English?

A medida que tu hijo se prepara para comenzar la escuela intermedia, es probable que ambos presenten inquietudes. Puede ser que te preocupe el hecho de que no adquiera la preparación necesaria para la secundaria. Puede ser que a él le preocupe encontrar los salones y llegar a tiempo a sus clases. Ambos esperan que logre acoplarse, que haga nuevos amigos y que no se sienta demasiado abrumado con las tareas de la escuela intermedia.

Es probable que tus inquietudes giren en torno al panorama general, como el hecho de saber si la escuela intermedia le brindará a tu hijo la preparación necesaria para alcanzar un futuro exitoso. Él, probablemente, está preocupado por detalles más prácticos, como el método para abrir el casillero durante el primer día de clases. He aquí algunos consejos para que ambos se preparen para embarcarse en esta nueva aventura.

Oriéntense

Realiza una llamada a la escuela para cerciorarte de si llevan a cabo una sesión orientativa para estudiantes nuevos e incentiva a tu hijo a que asista. Si no hay sesión orientativa, pregúntales si tu hijo puede visitar la escuela antes de que comiencen las clases. Juntos, pueden ubicar lugares importantes tales como la oficina del director, su casillero, la cafetería y los baños. Por lo general, los casilleros representan la mayor preocupación de los estudiantes de escuela intermedia. Compra una cerradura con combinación, de manera que tu hijo pueda practicar durante el verano. ¡Dicha práctica le ayudará a sentir confianza en sí mismo el primer día de clases, y le ayudará a llegar temprano a clases!

Planifica una ruta

Si tu hijo irá a la escuela por sí mismo, practiquen la ruta a tomar un par de veces, antes de que comiencen las clases, e infórmale acerca de lugares a los cuales podría recurrir en busca de ayuda, en caso de ser necesario. Negocios, conductores de autobús o la casa de algún conocido, son lugares apropiados a los cuales podría recurrir en busca de ayuda. Asegúrate de que tanto tú como tu hijo sientan confianza en la habilidad de este último en regresar solo a casa.

Anímalo a que llame a un amigo

Si tu hijo está preocupado acerca de enfrentarse solo al primer día de clases, incentívalo a llamar a un amigo de primaria que vaya a asistir a la misma escuela intermedia, de manera que ambos acuerden encontrarse antes de clases o durante el almuerzo. Hacer planes para el almuerzo calmará cualquier miedo que tu hijo pueda sentir con respecto a enfrentarse solo a una cafetería llena de gente.

Elegir el vestuario de forma inteligente

Ir de compras en busca de ropa escolar con un estudiante de escuela intermedia puede resultar complicado. Intenta encontrar el balance entre establecer límites y otorgarle algo de autonomía a tu hijo. En primer lugar, verifica si la escuela posee algún código de vestimenta. Muchas escuelas intermedias prohíben las camisetas sin mangas, shorts demasiado cortos, o ropa de colores específicos. Es buena idea no comprar toda la ropa para este año antes de que comiencen las clases, pues esto le dará la oportunidad a tu hijo de elegir su vestuario tras observar lo que usan los demás niños. Bríndale la mayor libertad posible para elegir su vestuario, pero la decisión final, con respecto a lo que resulta apropiado o no, te corresponde a ti.

Aprendan las reglas

Antes del primer día, repasa con tu hijo el manual estudiantil (en caso de que exista uno) o consulta con la escuela acerca de las reglas concernientes al uso de celulares, retrasos y abandonar el campus durante el almuerzo. Esto ayudará a que tu hijo evite romper las reglas por accidente. Además, conocer las reglas le ayudará a tu hijo a sentirse más seguro.

La organización es clave

Asegúrate de que tu hijo posea una agenda o una libreta pequeña donde pueda anotar sus tareas. Es posible que tenga más proyectos importantes en comparación a la primaria, y más pruebas para las que deba prepararse. Al principio, puede que necesite de tu ayuda para determinar cómo administrar su tiempo. Esto no significa que debas hacer el trabajo por él. Limítate a estar presente para ofrecer consejos acerca de cómo organizar el mismo.

Establece una rutina

Un par de semanas antes del comienzo de clases, incentiva a tu hijo a adquirir el hábito de dormir más temprano. También resulta importante establecer una rutina durante las tardes que incluya un horario para las tareas, cenar, bañarse y cualquier otra obligación de tu hijo. Apégate a esta rutina para asegurarte de que tenga el tiempo suficiente para cumplir con sus obligaciones de forma calmada.

Sigue charlando con tu hijo

Incluso si tu estudiante de escuela intermedia se vuelve menos conversador, sigue entablando conversaciones con él. El psicólogo Lawrence Kutner recomienda hablarles a los niños mientras se conduce o mientras se cocina, en lugar de sentarse directamente del otro lado de la mesa para hablar. Conversar resulta menos amenazante para un estudiante de escuela intermedia si no tiene que hacer contacto visual. Además, el psicólogo incentiva a los padres a ser persistentes, incluso si parece que su hijo no quiere hablar. “Puede parecer que los niños no están escuchando, pero sí lo están haciendo”.

Cómo enfrentar a un acosador

De vez en cuando, todos los niños son molestados, pero cuando esto se vuelve una tortura constante e intencional, se convierte en acoso. El acoso en la escuela intermedia puede ser físico, verbal (burlas, amenazas o divulgación de rumores), emocional (exclusión o rechazo), o virtual (uso de las redes sociales para decir cosas hirientes). Es importante tomar el acoso en serio. Por suerte, hoy en día muchas escuelas cuentan con reglas para prevenir y manejar el acoso. Enséñale a tu hijo qué hacer si un acosador decide intimidarlo. Debe intentar no demostrar su enfado frente al acosador, pues esto no hará más que otorgarle al acosador una mayor sensación de poder. El niño debe ignorar al acosador y, de ser posible, alejarse. También debe contarle lo que sucede a un adulto de confianza. Si existe un lugar o momento en particular donde tu hijo tema tener que enfrentarse a un acosador, sugiérele que busque la compañía de un amigo. Los acosadores tienen menor tendencia a intimidar parejas.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest