Para muchos estudiantes, el PSAT es el primer paso formal en el trayecto hacia la universidad. El examen brinda una idea de lo que se siente realizar el SAT. Además, cuando los estudiantes lo realizan durante su penúltimo año de escuela secundaria, podrían cumplir los requisitos para obtener becas, incluyendo el National Merit Scholarship Program (enlace en inglés).

¿Qué es el PSAT?

El PSAT es un examen de preparación para el SAT, uno de los dos exámenes de admisión entre los cuales deben elegir los aspirantes a ingresar a la universidad. El examen abarca cuatro áreas: lectura, escritura, lenguaje y matemáticas. En el caso de los estudiantes de penúltimo año que obtienen puntajes altos en el PSAT, también puede implicar acceso a becas. Los estudiantes pueden realizar el PSAT/NMSQT (el examen que determina si los estudiantes pueden optar por el programa de becas National Merit) antes de undécimo grado, pero solo el puntaje obtenido en el undécimo grado será tomado en cuenta para optar por el National Merit y otras concesiones. Además, el PSAT 10 es ofrecido con mayor frecuencia que el PSAT/NMSQT: dos veces al año en lugar de una. Los estudiantes pueden realizar el PSAT 10 en otoño de décimo grado para comprobar las áreas donde deben mejorar, e incluso evaluar su progreso volviendo a realizarlo en primavera del mismo año antes de realizar el PSAT/NMSQT en otoño de undécimo grado.

¿Quién debería realizarlo?

Una de las mejores cosas sobre el examen PSAT es que no hay mucho que perder. No hay problema si tu hijo obtiene un puntaje bajo. El PSAT ayuda a los estudiantes a identificar sus fortalezas y crear planes de estudio para el examen SAT. Los estudiantes pueden usar el sitio web de práctica gratuita para el SAT (enlace en inglés), creado en asociación con Khan Academy, para acceder a un plan de preparación personalizado con base en los puntajes obtenidos en el PSAT. Sin embargo, los estudiantes no necesitan realizar el PSAT para obtener un plan de práctica personalizado, lo único que deben hacer es realizar un par de pruebas en línea para ganar acceso.

El PSAT no es necesario. Sin embargo, cuando se aprovecha de forma estratégica, el PSAT puede ser una herramienta útil para los estudiantes que tienen planeado (o están considerando) asistir a la universidad. Los resultados podrían ayudar a los estudiantes a descubrir alternativas que no habían considerado antes. Además, puede ayudarlos a decidir si el SAT es el examen adecuado para ellos, o si les convendría más realizar el examen ACT (otro de los exámenes de admisión a la universidad). (Por otro lado, existe la versión preliminar del ACT llamada PreACT, la cual brinda ventajas similares a los estudiantes: les permite practicar para el verdadero examen, les ayuda a determinar el contenido que necesitan estudiar y les ayuda a saber en cuál examen de admisión tendrán un mejor desempeño).

Inscripción

La mayoría de escuelas ofrecen el PSAT y, por lo general, los estudiante pueden inscribirse a través de su orientador universitario. Si la escuela de tu hijo no ofrece el PSAT, tu hijo puede inscribirse para realizar el examen en otra escuela. Puedes usar la herramienta de búsqueda de escuelas del College Board (enlace en inglés) para encontrar un centro cercano donde se realice el examen. Para inscribirse, el College Board recomienda contactar a las escuelas secundarias cercanas lo más pronto posible para asegurarte de que tu hijo pueda realizar el examen.

Cuándo realizarlo

Los estudiantes deben realizar el PSAT/NMSQT en 11.° grado si están interesados en optar por el National Merit Scholarship o cualquier otra beca ofrecida mediante el examen.

Aunque los estudiantes pueden realizar el PSAT 10 o el PSAT/NMSQT en cualquier momento de la escuela secundaria, los expertos desaconsejan realizarlos antes de 10.° grado para evitar agotamiento.

Si tu hijo decide realizar el PSAT

Muchos estudiantes realizan el PSAT en 10.° u 11.° grado. Los estudiantes que realizan el PSAT en 11.° grado seguirán teniendo tiempo suficiente para estudiar de forma estratégica para el SAT con base en sus fortalezas y debilidades. Si los estudiantes deciden que el SAT es el examen adecuado para ellos, pueden vincular el puntaje obtenido en el PSAT a su cuenta de Khan Academy para crear un plan de estudios personalizado, realizar exámenes de práctica de Khan Academy para monitorear su progreso y realizar el SAT en primavera del penúltimo año de escuela secundaria con la opción de repetirlo el próximo otoño.

Pros: Este plan asegura que los estudiantes tengan suficiente tiempo para estudiar para el SAT, pero limita el tiempo de preparación, logrando así evitar el agotamiento.

Contras: Algunos estudiantes podrían querer comenzar a prepararse con anticipación, sobre todo si quieren mejorar su puntaje SAT en 10.° grado para aumentar las posibilidades de optar por el National Merit y otras becas en su penúltimo año de escuela secundaria.

Si tu hijo decide no realizar el PSAT

Los estudiantes que desean limitar los exámenes a realizar pueden omitir el PSAT y realizar el SAT en primavera del penúltimo año de escuela secundaria. Pueden repetirlo en otoño de último año si quieren mejorar sus puntajes. Estos estudiantes también pueden estudiar para el SAT con un plan personalizado de Khan Academy u otros programas de preparación para exámenes; bastará con realizar un examen de práctica en línea para determinar las fortalezas y áreas donde deben mejorar.

Pros: Limita el número de exámenes que los estudiantes deben realizar. Es un enfoque que resulta menos estresante y evita el agotamiento.

Contras: Los estudiantes pierden la oportunidad de recibir becas al no realizar el PSAT/NMSQT en su penúltimo año de escuela secundaria. Los estudiantes no tendrán una práctica preliminar del SAT antes de realizar el examen como tal. Los estudiantes tienen menos posibilidades de descubrir si les conviene más realizar el ACT.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest
Updated: marzo 5, 2020