Es hora de escoger una escuela secundaria. Dos cosas importantes que debes saber es que no todas las secundarias son iguales y no todas las escuelas son las adecuadas para tu hijo. Al investigar un poco, visitar algunas escuelas y, de ser posible, aplicar a algunas secundarias que estén fuera de tu área asignada, puedes asegurarte de que tu hijo reciba la mejor educación secundaria posible.

Primero, haz una lista de escuelas.

Esto probablemente incluirá la escuela en tu vecindario y cualquier otra secundaria del área, pero no te limites buscando solamente en tu zona inmediata. ¿A dónde irán los demás chicos que estudian con tu hijo? ¿A dónde irán los hijos de tu vecino? Pregúntales a los líderes de tu comunidad sobre su opinión de las escuelas en las comunidades inmediatas y circundantes. Pregunta por los nombres de las escuelas con las que los demás están contentos, de donde los chicos se pueden graduar e ir a la universidad o a programas de entrenamiento laboral viables.

Lo siguiente es verificar la calificación de las escuelas en GreatSchools.org.

Una vez que tengas una lista preliminar, aprende más sobre cada escuela. Todas las escuelas tienen un perfil en GreatSchools.org, que se encuentra tanto en inglés como en español (haz clic en el botón EN ESPAÑOL en la esquina superior derecha). En la parte superior del perfil de cada escuela podrás ver una Calificación General, que es un número del 1 (baja) al 10 (alta). Esta calificación es un resumen de diversas herramientas utilizadas para medir la calidad de la escuela. Coloca el cursor sobre la calificación para ver rápidamente los diferentes componentes tomados en cuenta para la calificación. Desplázate hacia abajo para ver con más detalle otras calificaciones específicas para aspectos importantes como la Preparación universitaria, los Resultados de exámenes, los Cursos avanzados y la Equidad.

El módulo de Preparación universitaria te dirá cuán bien prepara la escuela a los chicos para la universidad. Verás la tasa de graduaciones, cuántos chicos se gradúan con los cursos necesarios para ser aceptados en las universidades, cuántos chicos cursan clases avanzadas y cuán buenos son sus resultados en los exámenes como el SAT y el ACT para entrar a la universidad. El módulo de Resultados de exámenes te mostrará cuán bien se desempeñan los chicos de esta escuela en exámenes estatales en comparación con el resto del estado. El módulo de Cursos avanzados te mostrará cuántos chicos cursan clases avanzadas (AP) o para estudiantes distinguidos (honors). Esto es importante porque las universidades buscan estas clases en los reportes académicos de los estudiantes. Al cursar este tipo de clases, los chicos demuestran su motivación y preparación para el trabajo avanzado de la universidad. Además, muchas clases avanzadas tienen exámenes al final y, si el estudiante obtiene una calificación lo suficientemente alta en dichos exámenes, puede obtener créditos universitarios.

El módulo de Equidad te mostrará cuán bien educa esta escuela a los chicos en general. Desplázate hacia abajo hasta la parte donde dice Raza/etnicidad y podrás ver los resultados de exámenes, mediciones de preparación universitaria e incluso las medidas disciplinarias y la asistencia desglosadas por raza y etnia. ¿Qué tan bien les va a los estudiantes como tu hijo en esta escuela? Haz clic en el botón Comparar y podrás ver cómo se compara esta escuela con las otras secundarias cercanas. Si hay otras escuelas que funcionan mejor para los chicos como tu hijo, considera añadirlas a tu lista de secundarias. Y luego visita el sitio web de tu distrito escolar local y del distrito escolar dónde hay secundarias mejores para tu hijo para descubrir cómo aplicar para que tu hijo vaya a una escuela que no está en tu vecindario o distrito.

Luego, haz algunas visitas guiadas.

Es de suma importancia que visites todas las escuelas que estás tomando en cuenta. Una visita en persona puede decirte cosas que los números no pueden. Puedes preguntar sobre cosas que son importantes para tu hijo y para ti. Y puedes aprender mucho sobre la cultura de la escuela y cómo tratan a los chicos viendo a los estudiantes y maestros durante un día escolar. Las visitas guiadas suelen ocurrir durante el otoño y quizás debas registrarte en una con anterioridad. Visita los sitios web de cada escuela para verificar las fechas de visita.

Una vez que estés allí, asegúrate de hacer preguntas. Esto puede atemorizar a muchos padres, pero todos los que hacen la visita contigo te lo agradecerán. A continuación, te presentamos algunas preguntas importantes que puedes hacer en cualquiera de las escuelas secundarias que estás considerando:

  1. ¿Los estudiantes de esta escuela se gradúan y van a la universidad?

    Pregunta cuántos estudiantes del primer año de secundaria se gradúan, cuál es la tasa de deserción anual y cuántos graduados van a la universidad. La mayoría de las escuelas te proporcionarán una lista de las universidades a las cuales asisten los graduados recientes. Esto te indicará cuánta importancia la escuela le da al futuro universitario de sus estudiantes. Pregunta sobre los graduados que no irán a la universidad para saber qué harán después.

  2. ¿Prepararán a mi hijo de forma integral para la universidad?

    Asegúrate de que tu hijo tendrá un plan de estudios de preparación universitaria que cumpla con los requisitos de las universidades estatales para materias básicas como matemáticas, ciencia, historia e inglés. Muchos padres no están al tanto de que algunas escuelas públicas y privadas no ofrecen las horas de educación física, artes o servicio comunitario exigidas por las universidades, por lo que tu hijo tendría que obtener esos créditos fuera de la escuela.

  3. ¿Ofrecen clases avanzadas o para estudiantes distinguidos?

    Las clases avanzadas, o Advanced Placement (AP, por sus siglas en inglés, enlace en inglés), ofrecen tareas de nivel universitario a los estudiantes de secundaria. Los estudiantes que cursan clases avanzadas rinden exámenes nacionales al final del año para ganar créditos universitarios en diferentes materias, desde historia del arte y cálculo hasta español y japonés. Las clases avanzadas y para estudiantes distinguidos (honors) pueden hacer que la solicitud de ingreso a la universidad de tu hijo destaque del resto e incluso pueden ayudar a bajar el costo de la matrícula al haber completado con anterioridad algunas materias obligatorias. Pregunta cómo pueden los estudiantes inscribirse en las clases avanzadas. La disponibilidad de clases avanzadas es otro indicador de cuán importante es la preparación universitaria de los graduados para la escuela.

  4. ¿Cumple la escuela con las necesidades básicas de mi familia?

    Toma en cuenta cosas prácticas como el tiempo de traslado y el transporte a la escuela. Considera las horas de entrada y salida de la escuela, el tamaño promedio y máximo de las clases y el tamaño general de la escuela. A diferencia de cuando estabas escogiendo la escuela primaria o intermedia, pregúntale a tu hijo sobre su opinión. ¿Se siente a gusto con la escuela y su ubicación? Es más probable que tu hijo adolescente tenga éxito en una escuela que él mismo ayudó a escoger.

  5. ¿Qué apoyo le ofrecerán a mi hijo?

    ¿Los maestros están disponibles para ayudar de forma individual, antes y después de la escuela o durante los recesos? Descubre si existe un sistema de tutorías entre compañeros que permita que los estudiantes reciban ayuda académica de otros estudiantes. Pregunta qué hace la escuela cuando un estudiante tiene dificultades o está por reprobar una clase. Las escuelas suelen utilizar grupos de consejería para revisar de forma regular el desempeño académico, social y emocional de los estudiantes. Finalmente, verifica si hay terapeutas o trabajadores sociales disponibles como apoyo social y emocional.

  6. ¿Ofrecen ayuda con el proceso de solicitud de ingreso a la universidad?

    Otra área importante de apoyo aparece durante el proceso de ingreso a la universidad. La mayoría de las secundarias ofrecen algún tipo de asesoría universitaria, pero investiga qué significa eso en esta escuela. Indaga sobre si la escuela ofrece instrucciones para completar las solicitudes a la universidad y para tomar el SAT, además de guiar a los chicos a universidades que se adapten a ellos. Pregunta cuántos representantes de universidades visitan la escuela anualmente.

  7. ¿Cuántas horas de tarea tienen los estudiantes por noche?

    Los estudiantes de secundaria deben recibir tareas, pero la calidad y la cantidad pueden variar mucho. Decide si tu hijo tendrá éxito o al menos podrá manejar la cantidad de trabajo esperado. Si tu hijo es deportista, averigua si podrá ser parte de un equipo deportivo y, aún así, completar las tareas esperadas. Pregunta si hay algún tipo de apoyo extraescolar para la tarea.

  8. ¿Qué oportunidades electivas, deportivas y de servicio ofrecen?

    Asegúrate de que la escuela ofrezca la actividad o deporte favorito de tu hijo, como lo pueden ser el arte, la música o el teatro. ¿Cuáles son los requisitos para jugar en un equipo? Las universidades suelen preguntarles a los solicitantes cuántas horas de servicio comunitario han cumplido los estudiantes en la secundaria, así que pregunta qué oportunidades de servicio ofrece la escuela.

  9. ¿Estará seguro aquí mi hijo?

    Investiga cuáles son las políticas disciplinarias de la escuela y cuántas suspensiones y expulsiones han hecho durante los últimos dos años. Observa los pasillos durante el día escolar para saber cuán tranquilos y seguros parecen ser. Pregunta si la escuela tiene una política de campus abierto, es decir, que los estudiantes puedan dejar el recinto escolar en horas de clase para almorzar y, posiblemente, para otras cosas. ¿Tiene la escuela una política escrita sobre el acoso y ofrece capacitación a su personal para tratar tanto con el acoso en la escuela como en línea? Finalmente, no tengas miedo de preguntar si existe un problema de alcohol o drogas en el recinto. Si bien esta puede ser una pregunta incómoda, es información de vital importancia para tener una idea de cómo responde la escuela a esta realidad de las escuelas secundarias y saber si están al tanto y son proactivos.

Escoger una escuela secundaria no es fácil, pero estar informado te ayuda a tomar una mejor decisión. Y al tener estas conversaciones con las escuelas secundarias que te interesan, estarás creando una base para apoyar a tu hijo durante esta importante parte de su educación.

Traducido por Spanish with Style.

Share on Pinterest