El problema: La habitación de mi hijo está siempre hecha un desastre.

Inspira a tu hijo.

Prueba esto
Siéntate con él a ver algunas revistas para observar qué tipo de habitaciones le atraen. Cuando entren en algún lugar comenta qué aspectos y detalles de organización te gustan.

Prueba esto
Decide algunos días y horas de la semana en que todas las personas de la casa se dedican a ordenar y organizar su espacio. Ofrécete a ayudarle.

Hazlo divertido y atractivo. Si a tu hijo le encantan sus zapatos deportivos o sus gorras, pon un estante donde los pueda exhibir. Enséñale a colgar sus camisas y pantalones por colores, para que encuentre su ropa rápido por las mañanas. Juega “baloncesto” con él, encestando juguetes de plástico en una caja.


No des por sentado que sabe hacerlo.

Mejor no
No olvides la edad de tu hijo. Los niños que están en los primeros años de escuela primaria saben guardar sus juguetes y su ropa, pero no son capaces de organizar solos una habitación desordenada. Los niños que ya están en los últimos años de la escuela primaria deberían saber limpiar su habitación, pero si no les has enseñado cómo hacerlo paso a paso, necesitarán guía y apoyo estructurado. Le ayudarás mucho si designas un lugar preciso para cada cosa.


Convierte a tu hijo en tu maestro.

Di
“¿Has aprendido formas de organizar las cosas en la escuela que podríamos usar en la casa?”

“¿Cómo mantiene tu maestro las cosas limpias y ordenadas?”


Comparar es desesperar.

No digas
“¡Esta habitación parece una pocilga! ¡Qué asco! ¿Por qué no eres tan ordenado como tu hermano?”


Por qué

Mantener tu espacio personal limpio es parte de lo que los científicos llaman “función ejecutiva”, que es esencial para pensar y organizar a nivel avanzado. La mayoría de los niños necesitan aprender estas habilidades primero, y luego tener una estructura que les permita convertirlas en hábitos.

A pesar de esto, cada niño es un mundo. Dependiendo de su personalidad, un niño preferirá un espacio más organizado o más desordenado. La investigación sugiere que los espacios limpios y austeros instilan tranquilidad, pero los espacios desordenados inspiran creatividad.

Lee más: Estrategias para niños con DA para la organización y el manejo del tiempo

Share on Pinterest