Qué momento tan decepcionante para tu hijo de 5.º grado. Con la adolescencia llamando a su puerta, tu hijo estaba a punto de hacer el cambio dramático de niño de escuela primaria a preadolescente de escuela intermedia. Ahora, está por perderse su graduación de escuela primaria, uno de los momentos más importantes de su vida hasta la fecha.

Además de eso, los padres no pueden reconfortar a sus hijos diciéndoles que, aunque el 5.º grado se vino abajo, las cosas volverán a la “normalidad” en otoño. Inclusive en épocas normales, la idea de la escuela intermedia puede ser tan atemorizante como emocionante. No es de extrañar que tu hijo sienta que le falta estabilidad en los últimos días.

¿Qué sucederá el próximo año?

La mayoría de las preguntas sobre el próximo año siguen sin tener respuesta. ¿Tu hijo tendrá oportunidad de ir en persona a la escuela intermedia en otoño o acaso seguirán las clases a distancia? Sin importar si las clases se impartirán en línea o en la escuela, es posible que tu hijo se pregunte si podrá conocer a sus nuevos compañeros o si, al estar encerrado en casa todo el día durante tantos meses, se quedará sin amigos al llegar el otoño. ¿Podrá hacer las pruebas de algún equipo deportivo o para la obra escolar? ¿Podrá reclamar la posesión más preciada del 6.º grado: su casillero?

¿Acaso pasará el resto de su vida en cuarentena?

Cómo ayudar a tu niño de 5.º grado a sobrellevar la situación

Por lo menos, esa es una pregunta que puedes contestar con un reconfortante y definitivo “No”. Aunque parezca obvio, esto es lo que tu hijo quiere escuchar, con voz calmada y clara, ya que a esta edad, lo que está sucediendo ahora parece que va a durar para siempre. En cuanto a las preguntas que no puedes contestar, el psicólogo John Duffy dice que, en lugar de tranquilizarlo diciendo que las cosas no están tan mal o que no debería quejarse o preocuparse, “lo más importante que puedes hacer es hablar con él de forma honesta sobre el dolor o la pérdida que siente”.

La importancia de socializar

Duffy, autor del libro Parenting the New Teen in the Age of Anxiety explica que la falta de socialización en la actualidad es particularmente difícil para los chicos de esta edad porque están en proceso de desarrollar una identidad que los distinga de sus padres. La conexión emocional con sus compañeros es esencial. “Se están perdiendo de mucho. Tienen la necesidad de estar con sus amigos”, indica.

A eso hay que agregarle el no sentir que cerró un ciclo. No podrá despedirse de los chicos que asistirán a otras escuelas intermedias y algunos de ellos son chicos que conoce desde el kínder.

Cómo ayudar a tu niño de 5.º grado a sobrellevar la situación

Ten más empatía con tu hijo mientras lamenta la pérdida de citas de juego, partidos finales, pijamadas, fiestas de cumpleaños y el confiable ritmo diario de la vida que se vive con otros niños en el aula de clases y el exterior. “Dile: ‘Estoy aquí para apoyarte’”, dice Duffy. “Si sabe que lo entiendes cuando te dice: ‘Estoy molesto por esto’, sabrá que puede confiar en ti y hablar de sus preocupaciones y lamentos”, añade.

Y, ¿recuerdas que hace un par de meses te estresabas por la cantidad de tiempo que pasaba frente a una pantalla? “Quiero darles un pase libre a los padres con esto”, dice Duffy. “En estos momentos, para muchos chicos, usar sus dispositivos electrónicos por unas cuantas horas al día es la mejor solución que tenemos. Necesitan ese tiempo para conectarse con sus amigos y alejarse del trauma. Puede ser regulador y útil”.

Un vacío que los padres no pueden llenar

Las relaciones que tu hijo de 5.º grado tiene con los demás adultos de su vida también son esenciales para su bienestar emocional. La ausencia repentina de sus mentores y modelos a seguir (ya sea el entrenador, su maestro favorito, el consejero extracurricular o algún pariente) es una gran pérdida, dice Duffy. Estas relaciones ayudan a los chicos a desarrollar su autoestima y un sentido de amor propio.

Cómo ayudar a tu niño de 5.º grado a sobrellevar la situación

Piensa en cómo puedes abrir el mundo de tu hijo para incluir a otros adultos que se preocupan por él. Si hay algún adulto importante en la vida de tu hijo de 5.º grado que aún no ha podido ver, pregunta si la persona está disponible para conectarse con tu hijo en línea o por teléfono.

Atrapado en la tristeza

Duffy dice que, durante los primeros días de la pandemia, notó que los chicos hasta parecían estar felices por faltar a clases y “sentían que se estaban saliendo con la suya”. Pero a medida que el verano se acerca, ya no tiene tanta gracia perderse tantas experiencias. Es posible que notes que tu hijo de 5.º grado está cada vez más triste, indiferente o irritable.

Cómo ayudar a tu niño de 5.º grado a sobrellevar la situación

Duffy dice que debes intentar sacarlo de la casa. Es posible que se oponga o que te haga caras, pero el mejor antídoto para la tristeza es asegurarte de que tu hijo salga y se ponga en movimiento, ya sea para encestar canastas, andar en bicicleta, jugar un juego al aire libre con sus hermanos o simplemente para pasear en familia. “Es importante que los jóvenes se muevan”, dice. “Los chicos de esta edad suelen pensar lo peor. Si siempre están en sus cuartos, nunca dejarán esa mentalidad. Cuando están afuera, obtienen la perspectiva de que esto no durará para siempre”. Pon atención a las señales que indican que la tristeza de tu hijo puede ser algo más que solo melancolía por la situación actual, especialmente si tu hijo ha sufrido problemas de salud mental en otras ocasiones. Infórmale al médico de tu hijo si notas cambios en su apetito o sueño, si se ve desanimado o si no logra distraerse del encierro con pasatiempos o distracciones pequeñas.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest
Updated: mayo 26, 2020