In English?

Cuarto grado es un año de la lectura desafiante. Durante los últimos años, tu niño ha ido consolidando habilidades básicas como la decodificación y la fluidez. Ahora, tu hijo está listo para probar con obras de ficción y no ficción más difíciles. Afortunadamente, se espera que los adultos le ayuden. Prepárate y está dispuesto a apoyarlo a la hora que tu hijo aborde estos complicados textos.

Habilidades importantes de lectura en 4.° grado

Decodificación y fluidez

En cuarto grado, las habilidades de decodificación y fluidez de tu hijo deben ser fuertes. Decodificar es la capacidad de utilizar patrones para averiguar palabras y descifrar sus sonidos por separado. Fluidez es leer deprisa y con exactitud. Este año, tu estudiante de cuarto grado necesitará habilidades decodificadoras y de fluidez más sofisticadas para abordar textos más difíciles, desde novelas y libros de no ficción hasta artículos de revistas e investigación en línea.

Habilidades específicas de decodificación que tu niño debe mostrar este año:

  • Juntar palabras compuestas (p.e. Para con agua es paraguas).
  • Averiguar el significado cuando se añaden prefijos y sufijos comunes a una palabra básica (p.e. Cuando añades pre- a calentar, ¿qué significa? ¿Qué hace el sufijo -mente al significado de simple?).
  • Decodificar docenas de palabras multisilábicas, desde com-pen-sar a si-nó-ni-mo, así como leer palabras con ortografía irregular correspondientes a su grado, como (en inglés) though y Wednesday.

Habilidades específicas de fluidez que tu niño debe mostrar este año:

  • Leer con suficiente exactitud para comprender el material.
  • Después de varias leídas, leer en voz alta fluidamente y con entonación.

Consejo: participa y mejora la fluidez de tu hijo leyendo las líneas de un libro como si fuesen los personajes… tu hijo puede ser el heróico Harry Potter, y tú puedes ser el vil Profesor Snape.

Explorar la ficción y la no ficción

Tu estudiante de cuarto grado continuará dividiendo el tiempo de lectura entre literatura (incluyendo novelas cortas, obras de teatro y poesía) y obras de no ficción (incluyendo historia, estudios sociales y ciencias). Espera que tanto el contenido como el lenguaje representen un desafío para tu hijo. Bajo los Estándares Comunes, los textos que se abarcan en cuarto y quinto grado son los mismos; la diferencia es que se espera que los estudiantes de cuarto grado aborden textos más sencillos por su cuenta, y puedan pedir ayuda ante palabras y conceptos más complicados.

Un gran paso en la comprensión de la ficción y la no ficción de tu hijo tiene que ver con identificar — y explicar — cómo se estructuran diferentes tipos de texto. Por ejemplo, los poemas tienen estrofas, mientras que las historias tienen párrafos. Los estudiantes de cuarto grado aprenden a analizar el verso, la rima y la métrica en poesía, y los personajes, escenarios y diálogos en relatos breves. Cuando tu hijo analice la no ficción, se le harán preguntas también analíticas, p.e. ¿Cuál es la cronología de la Guerra de Independencia de EEUU? ¿Cuál fue la causa y el efecto del Sendero de Lágrimas?.

Un banco de conocimiento

De cada poema, historia, o libro leído, se espera que los estudiantes de cuarto grado entiendan el punto principal, el mensaje, y algunos hechos clave, que lo relacionen a lo que ya saben y “ahorren” el conocimiento para usarlo en el futuro.

Y, ¿cómo es un banco de conocimiento? Es lo que resulta de tu estudiante de cuarto grado cuando compara y contrasta una versión tradicional oral o en video de Caperucita Roja, y el giro poético de Roald Dahl en Cuentos en Verso para Niños Perversos para describir las diferencias y similitudes en los eventos, personajes, temas y puntos de vista, y cómo estas diferencias cambian la historia.

Con la no ficción, a menudo se espera que los estudiantes de cuarto grado procesen información a partir de dos fuentes diferentes, ya sea otro libro, un documento fotográfico, un artículo de una revista, o la entrada de una enciclopedia. A los estudiantes se les pedirá que hablen con autoridad sobre lo que han aprendido, y que incluyan hechos de dos fuentes, examinando a través de las sutiles diferencias entre los hechos en el relato en primera persona y, digamos, una narración en tercera persona. Esta capacidad para aprender acerca del mismo tema desde diferentes fuentes — y comprender cómo varía la información según la fuente — es clave para asegurarte de que tu hijo es un experto en ordenar, revisar y “ahorrar” hechos.

¡Muéstrame la evidencia!

La búsqueda de evidencia significa que tu hijo encuentra respuestas a preguntas en el texto y en las imágenes y las hace referencia explícita. Los estudiantes de cuarto grado utilizan pruebas para responder preguntas y sacar conclusiones. Para responder la pregunta “¿Quién estaba antes de Casey en Casey at the Bat?”, mostrar evidencia es casi tan literal como en primer, segundo y tercer grado: significa que tu hijo debe encontrar los nombres de Flynn y Jimmy Blake en la tercera estrofa.

Sin embargo, la inferencia o conclusión es una habilidad nueva y más sutil. Como respuesta a la pregunta “¿Apoya el grupo a Casey?” tu hijo tiene que apuntar a diferentes líneas del poema para mostrar cómo las diferentes líneas del poema transmiten el apoyo del grupo, incluso aunque no se haya expresado claramente.

La maestra de tu hijo resaltará la evidencia de diferentes formas este año, pero las principales destrezas que tu hijo debe tener incluyen:

  • Resumir los puntos principales de un texto y los detalles clave que lo respaldan.
  • Señalar la evidencia usada para explicar o respaldar lo que está escribiendo un autor.
  • Describir detalladamente personajes, contexto y eventos de una historia.
  • Explicar eventos, procesos o una línea temporal de eventos históricos basados en textos escritos.
  • Interpretar información de diagramas, imágenes, videos y líneas temporales, y explicar cómo encaja con la información que tu hijo ha leído.

Ten en cuenta que en cuarto grado, buscar evidencias se complica porque no todas las respuestas son explícitas. Como si fuese un detective, tu estudiante de cuarto tendrá que leer pistas que tal vez no estén del todo claras.

El gran, gran mundo de las palabras

El vocabulario de tu niño tiene un papel importante en moldear a un estudiante que algún día estará listo para ir a la universidad. La forma más segura de ampliar el vocabulario de tu hijo es simple: leer más. A los niños de 9 o 10 años, se benefician de que les lean. Además, haz que tu hijo lea materiales por su cuenta para que aumente su vocabulario.

Los estudiantes de cuarto grado estarán expuestos a textos gradualmente más complejos, desde apasionantes libros como Ladron del Rayo a clásicos como La Isla de los Delfines Azules u obras de no ficción que pueden incluir cualquier cosa que les inspire, como Knucklehead, las historias reales de Jon Scieszka sobre hacerse mayor.

Recursos relacionados a la lectura en 4.° grado

Palabras de vocabulario de 4.° grado
Libros en español o en inglés para niños de 4.° grado
¿Puede tu niño de 4.° grado leer con esta fluidez?
¿Puede tu niño de 4.° grado descifrar el significado de palabras nuevas?
¿Puede tu niño de 4.° grado mostrar comprensión cuando lee?
¿Está tu niño de 4.° grado aprendiendo algo de lo que lee?

Share on Pinterest