Muchos estados empiezan a examinar a los niños desde el primer grado, por eso es una buena idea aprender como ayudar a tu niño a sentirse cómodo durante los días de exámenes.

Sigue estas medidas para ayudar a tu niño a hacerle frente al estrés de las pruebas:

 

  1. Sabe los hechos

    Infórmate de cuales son las fechas de los exámenes y de cuáles exámenes va a tomar tu niño. En muchos estados, el programa de exámenes de este año probablemente será siempre un poquito diferente al del año pasado, así que tú necesitas investigar en GreatSchools.org para saber que hay de nuevo. Cuando tú sabes lo que está pasando, puedes ayudar a tu niño a estar listo.

  2. Habla con tu niño

    Pregúntale al niño si está nervioso y si de verdad tiene nervios, trata de determinar porqué los tiene. Muchas veces, los niños se sienten mejor cuando expresan sus miedos en vez de reprimirlos dentro de ellos mismos. Si tu niño tiene miedo de suspender o de salir mal, tus consejos le ayudarán a tener menos miedo.

  3. Practica con tu niño

    Si tu niño está familiarizado con el formato del examen, se sentirá más preparado. Pide al maestro de tu niño algunos ejemplos de las preguntas u otros materiales para enterarse de como funciona el examen.

  4. Asegúrate de lo básico

    Procura que el niño duerma bien la noche antes del examen y que desayune bien por la mañana. Es un dicho muy antiguo — pero todavía muy cierto — que el cerebro no funciona cuando el estómago está vacío

  5. Cálmate

    Los resultados de exámenes parecen estar ganando mucha importancia, pero son solamente una medida del progreso de los alumnos. Trata de ver el proceso en perspectiva. Si tú te sientes tranquilo, tu niño probablemente se calmará también.

Share on Pinterest
Updated: diciembre 11, 2019