El problema: Mi niño se distrae fácilmente al hacer la tarea.

Establece el escenario para el éxito.

Prueba esto

Puede parecerte obvio que la tarea sea una parte predecible de la vida cotidiana, pero para algunos niños si no ven la tarea y recuerdan que deben hacerla es como si no existiera. Esta semana, esfuérzate por establecer formas de ayudar a tu hijo a llevar un registro de sus responsabilidades.

Prueba esto

Pon límites claros en el tiempo que pasa frente a la pantalla. Las redes sociales son una gran distracción y pueden ser adictivas. Debes establecer, acordar y mantener pautas claras respecto al uso de su tiempo (¡Recuerda que tú eres el modelo a seguir!). Los límites del tiempo frente a la pantalla apoyarán la salud emocional de tu familia, el tiempo de relación interpersonal y el tiempo dedicado a la tarea.

Prueba esto

Juntos, creen reglas para las tareas y úsenlas. Por ejemplo: no hay tiempo de pantalla antes de la tarea. O se debe hacer la tarea más difícil primero.
Tal vez permite un breve descanso entre las tareas.

Prueba esto

Crea recordatorios visuales. Por ejemplo, una nota en la puerta de entrada que diga: “¿Recordaste hacer tu tarea?”. Organiza el área de estudio de tu hijo. Mantén los dispositivos de medios sociales (como los teléfonos celulares) completamente fuera de la vista.

Prueba esto

Establece un horario de rutina para la tarea, de modo que sea un hábito tan común para tu hijo como abrocharse el cinturón de seguridad cuando se sienta en el automóvil.


No ganes la batalla mientras pierdes la guerra.

Mejor no

No conviertas cada noche en una batalla. Toma en consideración todos los aspectos. La tarea puede ser muy difícil para los niños, así que mantén una perspectiva positiva y de resolución de problemas.


Habla con optimismo.

Di

“Trabajemos juntos en esto para asegurarnos de que recordarás hacer tu tarea y entregarla. ¿Crees que eso te ayudaría?”.


Las etiquetas son contraproducentes.

No digas

“¿Dónde tienes la cabeza?
¡Te distraes tan fácilmente!
¡No sé qué hacer contigo! Pon los pies en la tierra”.


Las etiquetas negativas hacen que los niños se repitan.

Por qué

Los niños creen lo que sus padres les dicen. Entonces, cuando le dices a tu hijo que no tiene los pies en la tierra, estás haciendo que se convenza de esta idea. Es mejor abordar esto como un problema relativamente simple que pueden resolver juntos. Puede ser que no funcione la primera vez, o la segunda, pero este proceso le enseñará a tu hijo que los problemas como este pueden resolverse.

Lee más: Cómo ayudar a tu hijo con su tarea

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest