El problema: Mi niño se distrae con las redes sociales al hacer su tarea.

Piensa de nuevo sobre las redes sociales.

Prueba esto

Las redes sociales son poderosamente seductoras. Si tu niño de escuela intermedia ya se distrae de la escuela con las redes sociales, es importante pensar en el valor que estas están brindando a su vida. ¿Son necesarias? Es mucho más difícil mantener a los niños mayores lejos de las redes sociales. Asegúrate de ser “amigo” de tu hijo, y que ambos estén de acuerdo con un plan para limitar su uso de las redes sociales.


Dile lo que ves.

Di

“Parece que estás realmente distraído desde que empezaste a usar Snapchat. Creo que tenemos que hablar de ello. La escuela y las responsabilidades en el hogar son lo primero. ¿Qué puedes sugerir para que te ayude a mantenerte enfocado en lo que es importante?”.


No lo hagas sentir mal.

No digas

“¡Pasas más tiempo en Snapchat que haciendo tu tarea y tus calificaciones lo demuestran!”

No crees una competencia de “nosotros contra ellas”.

No digas

“Los niños de hoy día son adictos a las redes sociales. No hay manera de controlarlo. Cuando yo era joven…”.


Por qué

Vivimos en una era en la que tenemos un cuidado especial en proteger la seguridad física de nuestros hijos, pero muchos niños terminan viendo y haciendo cosas en línea que afectan sus mentes de maneras poderosas y, a veces, dañinas.

Las redes sociales son una herramienta que afecta nuestras emociones. Si no te aseguras de que tu hijo entienda su poder para influir en los pensamientos y sentimientos, es posible que no desarrolle los hábitos mentales que necesita para mantener un equilibrio saludable cuando crezca. Las redes sociales a menudo invitan a comparaciones que llevan a los niños a sentirse mal consigo mismos. Habla sobre eso, y si bien siempre deseas validar las emociones de tu hijo, también debes asegurarle que todos tienen desafíos y dificultades en su vida, incluso si en las redes sociales parece que todo el mundo disfruta del momento.

Lee más: Sobrepeso: el gran problema del que ningún padre quiere hablar

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest