Tu estudiante de primer año de secundaria obtiene buenas calificaciones en todas las asignaturas obligatorias, así que puede elegir cualquier clase optativa, ¿cierto? No necesariamente. Los requisitos mínimos de muchas escuelas secundarias no son lo suficientemente rigurosos como para satisfacer a los funcionarios de la admisión universitaria, por lo que te conviene asegurarte de que tu hijo cuente con un programa de estudio que cumpla con los estándares universitarios y no solo con los requisitos para graduarse de la escuela secundaria.

El primer año de la escuela secundaria no es demasiado pronto para reunirse con un orientador académico y planificar los cursos de tu hijo, con el propósito de asegurarte de que su programa le permita cubrir todos los cursos que requiere la universidad.

Requisitos para la universidad

Las universidades especializadas podrían tener requisitos específicos. Tu hijo y tú podrían usar College Search (enlace en inglés) o adquirir el College Handbook (enlace en inglés) para revisar los requisitos de cada universidad. Sin embargo, como regla general, los estudiantes deberían mantener un programa balanceado y desafiante.

Buscar el equilibrio

Llevar cuatro o cinco cursos obligatorios por semestre no deja mucho espacio para las clases adicionales. A pesar de esto, el programa de tu hijo debería ser equilibrado y contar con cursos que le interesen.

Clases optativas como arte, bellas artes, música, periodismo, programación o comercio pueden lograr una experiencia de aprendizaje más enriquecedora. De hecho, las investigaciones indican que los estudiantes que eligen cursos de bellas artes o actuación suelen exhibir un mejor desempeño en la escuela y en las pruebas estandarizadas. Además, una clase divertida puede hacer más llevadero un programa difícil y ayudar a que tu hijo no se agote.

Más allá de lo que ofrece la escuela secundaria

Si la escuela secundaria de tu hijo no ofrece los cursos que él desea, puede que las universidades locales o comunitarias sí lo hagan. Elegir un curso de economía, filosofía o comercio en una universidad local ayuda a que los estudiantes se hagan una idea de lo que se sentirá estar en la universidad.

Intereses y fortalezas

Algunos expertos les aconsejan a los estudiantes no solo seguir sus intereses, sino también concentrarse en sus fortalezas al elegir clases optativas. Un estudiante que sobresale en idiomas extranjeros podría mejorar su promedio de calificaciones y su posición en la clase al inscribirse en un cuarto año de francés. Los consejeros también advierten a los estudiantes evitar concentrarse únicamente en las clases poco exigentes durante su último año, pues las universidades tomarán en cuenta la habilidad del estudiante para llevar cuatro años de trabajo en cursos académicos.

Todos los expertos concuerdan en que prepararse para la universidad requiere de trabajo duro y dedicación. Las clases optativas le brindan a tu hijo la oportunidad de desarrollar sus intereses y habilidades. Puedes ayudar a tu hijo a prepararse para la universidad al cooperar con el orientador académico de la escuela con el propósito de diseñar un programa básico desafiante y un conjunto enriquecedor de clases optativas.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest
Updated: diciembre 9, 2019