In English?

En cuarto grado, el enfoque de la lectura cambia. En los primeros años, la lectura se trata de pronunciar palabras y leer libros cortos con muchas ilustraciones. Ahora, se espera que los niños lean libros con capítulos.

Ahora que tu hijo está leyendo libros más extensos en inglés, ¿deberías reducir tu rol en la lectura de tu hijo? ¡De ningún modo! Tu capacidad para apoyar la lectura de tu hijo este año es tan importante como siempre.

Aquí te explicamos por qué: un enfoque para desarrollar las sólidas habilidades de lectura de cuarto grado es construir un “banco de conocimientos” para cada niño, lo que quiere decir, la cantidad de información que los niños conocen. ¡Tú puedes ayudar simplemente teniendo conversaciones en español con tu hijo! Pero no es cualquier tipo de conversación. No converses tipo, por ejemplo, “no olvides tu mochila” o “saca la basura”. Si bien este tipo de comunicación no tiene nada de malo, no ayudará con la lectura de tu hijo este año.

Para que tus conversaciones ayuden a tu hijo con las habilidades de lectura, ambos necesitan compartir ideas, escuchar y responder a lo que cada uno ha dicho. Tu hijo necesita que compartas tus conocimientos y sabiduría. Por ejemplo, muchos niños solo aprenden acerca de eventos actuales (noticias, política del día y controversias de la comunidad) si un maestro hace que sea parte de una lección. Pero puedes mejorar su habilidad para leer ayudándolo a comprender mejor el mundo en el que está creciendo. Mientras conversan, no tengas miedo de usar palabras difíciles (y explícaselas si tu hijo tiene problemas para entender el significado dentro del contexto).

A continuación, te presentamos algunos temas de conversación

Háblale de política

¿Tienes una opinión política? Compártela con tu hijo. Lo más importante, comparte por qué piensas o crees eso. Háblale de cómo ha cambiado tu opinión sobre un determinado tema a lo largo de los años y por qué. Háblale sobre por qué algunas personas no están de acuerdo contigo y cuál es su posición. Las conversaciones como estas ayudarán a tu hijo a comprender que hay muchas opiniones sobre cada tema.

Tu país de origen

¿Tu país de origen tenía reglas o costumbres diferentes a las de los Estados Unidos? Comparte recuerdos con tu hijo que ilustren cómo difieren algunas de las leyes o costumbres. ¿Cómo cambia la ley el comportamiento de las personas?, ¿cómo cambia a la sociedad? El solo hecho de ayudar a tu hijo a comprender cómo son los diferentes países le ayudará a comprender mejor cómo funciona la sociedad.

Aprendiendo del ambiente laboral

Ayuda a tu hijo a entender tu vida laboral. ¿Hay un sindicato?, ¿qué tan grande es la empresa para la que trabajas?, ¿quién es tu jefe, y el jefe de tu jefe, y así sucesivamente? Ya sea que trabajes por cuenta propia o trabajes en un restaurante, una pequeña empresa o una gran corporación, ayuda a tu hijo a comprender estos diferentes entornos de trabajo. Es probable que sepas cosas que ayudarán a tu hijo a comprender mejor los trabajos, los puestos y cómo funciona la economía.

Sea cual sea tu tema, recuerda ofrecer información y hacer muchas preguntas. Tu hijo estará más intrigado y aprenderá más si tienen una conversación verdadera (y no simplemente un monólogo educativo).

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest