In English?

Al principio, ni Stacia Taylor ni su esposo Mike encontraron sorprendente que su hija de 4 años Kristin tuviera una inclinación hacia los viejos libros de texto de su padre, o que a Kristin le gustara hablar más con los adultos que con los niños.

“Pensábamos, ‘oh qué tierno es que a ella le guste escoger estos libros grandes’”, recuerda Taylor. “Nunca se nos ocurrió que lo que ella estaba haciendo era inusual”.

Como padre primerizo, puede ser difícil saber si el comportamiento de tu hijo es típico o excepcional. Pero si tu hijo de 2 años puede hacer rompecabezas diseñados para niños tres veces su edad o si tu hijo de 10 años pregunta acerca de física teórica, puedes sentir una mezcla de orgullo y pánico. ¿Es superdotado tu hijo? Y si es así ¿cómo podrás satisfacer las necesidades de tu hijo superdotado?

¿Qué significa ser superdotado?

Aunque cada niño tiene fortalezas únicas, algunas personas tienen capacidades extraordinarias, intelectuales, artísticas, sociales o atléticas. Algunos expertos dicen que solo del 3 al 5 por ciento de la población es superdotada, otros estimados llegan al 20 por ciento. Un porcentaje mucho más pequeño son lo que los expertos llaman profundamente superdotados: son los prodigios raros que leen libros complejos antes del kínder o tocan una sonata en violín que enorgullecería a Itzhak Perlman.

No hay un estándar universal para definir lo que es ser superdotado. “No hay dos expertos en el campo que se pongan de acuerdo enteramente sobre lo que significa ser superdotado o qué debería hacer uno acerca de esto”, dice Dona Matthews, autora del libro Being Smart About Gifted Education.

Sin embargo, 41 estados han escrito sus propias definiciones. En 2006, aproximadamente 6,7 por ciento de los estudiantes de escuelas públicas de los Estados Unidos estaban en programas para estudiantes superdotados o talentosos, de acuerdo con el Departamento de Educación de los Estados Unidos, pero dependiendo de donde se vive, el porcentaje varió ampliamente, oscilando desde 16 por ciento en Maryland hasta un 0,7 por ciento en Massachusetts. Aunque gran parte de esa diferencia depende de si las escuelas ofrecen estos programas (no todas lo hacen) los números también reflejan las diferentes formas en que los distritos escolares definen a una persona superdotada. Algunos se enfocan puramente en el desempeño académico, mientras que otros se fijan más en otras capacidades. Florida, por ejemplo, menciona únicamente habilidades intelectuales, pero Iowa también considera las capacidades de liderazgo, así como artes visuales o artes escénicas.

¿Cómo puedes saber si tu hijo es superdotado?

Los expertos citan varias señales que pueden indicar que tu hijo es superdotado, incluyendo (pero no limitado a):

  • Exhibir una curiosidad inusual y hacer preguntas
  • Ser bueno resolviendo problemas
  • Buena capacidad de razonamiento, así como entender y adaptar ideas
  • Tener muchos intereses
  • Leer de forma ávida
  • Aprender con rapidez y recordar lo que se ha aprendido
  • Comunicarse bien
  • Disfrutar los desafíos intelectuales

 

¿Qué necesitan los niños superdotados?

Si crees que tu hijo es superdotado y él está feliz y participa en las actividades escolares y parece estar aprendiendo y tener desafíos intelectuales, no necesitas hacer nada excepto continuar apoyando en el hogar sus intereses y emoción por el aprendizaje. Un maestro hábil ofrecerá un rango flexible de opciones para adaptarse a los diferentes niveles dentro de un salón de clase, y algunas veces el salón de clases regular es el mejor lugar para niños superdotados, que frecuentemente necesitan una ayuda adicional para desarrollar las habilidades sociales necesarias para interactuar con sus compañeros.

Pero si tu hijo no parece feliz o parece aburrido en la escuela, habla con su maestro. Si los niños superdotados no tienen desafíos en la escuela, pueden terminar no haciendo su trabajo, exteriorizándolo o diciendo que odian la escuela.

Averigua si la escuela de tu hijo tiene un programa para niños superdotados. Pregunta cómo son seleccionados los estudiantes. Habla con el maestro de tu hijo sobre si un programa de estudios individualizado o un programa diferenciado es adecuado para tu hijo.

Las financiaciones y las leyes estatales y locales para programas de niños superdotados en las escuelas varían ampliamente, dando como resultado servicios desiguales para estudiantes superdotados. Con frecuencia, se requiere de un progenitor persistente y un maestro receptivo para garantizar que un niño superdotado tenga desafíos adecuados en el salón de clases.

Se puede requerir una persistencia adicional si tu hijo superdotado tiene una discapacidad de aprendizaje, una combinación conocida como “dos veces excepcional”. Richard Weinfeld, un experto en educación especial y autor del libro Smart Kids with Learning Difficulties, que aboga por niños como estos, dice que si tu hijo califica para un Programa de Educación Individualizada (IEP, por sus siglas en inglés) para estudiantes con discapacidades y para educación de estudiantes superdotados, debes presionar al distrito y asegurarte de que tu hijo obtenga ambos.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest