In English?

En la escritura de sexto grado, tu niño debería aprender a usar un lenguaje preciso, pronombres adecuados y fuentes de buena calidad para la investigación. Las presentaciones en público también son un momento estresante este año por lo que cabe destacarlas.

Sentimos estar en desacuerdo

En el desarrollo, los niños de sexto grado están entrando en una fase de rebeldía. Afortunadamente, esta actitud tiene una salida académica: la escritura argumentativa. Tu preadolescente redactará escritos persuasivos que promueven sus audaces opiniones con una lógica organizada y respaldados con evidencia de fuentes respetables, cuidadosamente buscadas. (Wikipedia, The Onion y National Enquirer no cumplen los requisitos, pero Wikipedia a menudo se vincula a fuentes en la parte inferior de sus entradas que pueden ser aceptables.)

Déjeme explicar

Tu niño de 11 a 12 años también redactará ensayos informativos formales para explicar temas complicados con información precisa. Escribirán introducciones llamativas y luego presentarán su investigación de una manera clara y organizada. Usarán citas, hechos, definiciones, declaraciones para comparar y contrastar, declaraciones de causa y efecto, gráficas, vocabulario específico para ese tema y multimedia. Estará todo formateado (p.e. con encabezamientos, viñetas), para que sus puntos queden claros. Los párrafos finales proporcionarán recapitulaciones de los puntos principales.

Para decirlo de otra manera, Mami, hay pruebas convincentes de que necesito otra bola de helado“. Este lenguaje de adultos suena realmente pretencioso en voces chillonas, pero no se ríen cuando tu hijo lo utilice en conversaciones diarias. De hecho, es una buena práctica.

Increíblemente, lo que pasó después fue que…

Contar historias es emocionante para los niños de sexto grado. Este año practican la escritura narrativa en trabajos de ficción y no ficción. Aprenden maneras efectivas para seleccionar el narrador, los personajes, el escenario, el diálogo, las descripciones y la conclusión. Trabajan para hacer secuencias de argumento que parezcan naturales. Para realmente hacer sus historias fuertes, estudiantes deben usar los detalles específicos, la precisión, y el lenguaje sensorial se verán enfatizados, además del vocabulario de transición (piense: Después del anochecer o Cuando se despertó) que guía a los lectores desde un lugar y un tiempo a otro. No se sorprenda si tu tímido ratón de biblioteca comienza a escribir una trilogía.

Si al principio no se tiene éxito

Coraje. Determinación. Perseverancia. Ernest Hemingway reescribió la última página de una de sus novelas 39 veces. Reescribir y editar les enseña a los niños disciplina y determinación. Se les exige que planifiquen antes de escribir, y luego planifiquen un poco más a medida que se desarrolle su borrador. Se les anima a esbozar antes de comenzar a escribir. Redactan y vuelven a redactar. Revisarán ciertas partes y quizás reestructurarán todo su trabajo. Luego editarán, posiblemente reescribirán y reeditarán. A cada paso, se los alienta a probar nuevos enfoques. Esto no es una redundancia obsesiva; ayuda a los estudiantes a practicar el pensamiento sobre lo que realmente están tratando de decir y luego a usar sus habilidades de escritura para transmitir sus pensamientos de manera clara y exacta.

Comando de teclado

Hoy en día escribir a menudo significa teclear. Los estudiantes de sexto grado aceleran su coordinación mano-ojo a medida que evolucionan de teclear con dos dedos a teclear a toda prisa.
El objetivo bajo los Estándares Comunes es que los niños de sexto grado puedan sentarse y teclear tres páginas en una sola sesión. Además, se les enseña interacción y colaboración en línea (p.e. enviando correos electrónicos de su trabajo entre ellos, compartiendo documentos de Google y agregando sugerencias y comentarios al trabajo del otro).

Mi investigación revela…

Los niños de sexto grado tienen tareas que requieren una investigación meticulosa. Para responder preguntas como ¿A qué personaje histórico famoso admiras? ¿Cuál es tu invento preferido? ¿Qué especie en peligro de extinción te preocupa más?, tu pequeño detective leerá información en gruesos libros de referencia y periódicos impresos de la biblioteca e información digital (sí, a menudo vía Google). Los estudiantes aprenden a evaluar la credibilidad de las fuentes: ¿es National Lampoon tan legítimo que la Encyclopedia Britannica? No. Usando la evidencia que recopilan, los niños escriben informes. Aprenderán a parafrasear lo que han leído, sintetizar nuevos pensamientos y usar citas para compartir información sin plagiar.

Enfoque novelesco

¿Tiene Harry Potter un conflicto emocional mayor que Katniss Everdeen? Los estudiantes de sexto grado agudizan sus habilidades de pensamiento crítico a través del análisis literario. Analizarán poemas, historias, novelas históricas y libros de no ficción. Los niños aprenden a comparar y contrastar temas y temas. Ellos harán esto, por ejemplo, discutiendo las consecuencias del prejuicio en Roll of Thunder, Hear My Cry y Harriet Tubman: Conductor on the Underground Railroad, o explicando cómo la naturaleza dirige la trama en The Secret Garden y The Island of the Blue Dolphin. En los textos de no ficción, los estudiantes de sexto grado aprenden a dividir las declaraciones del autor en hechos respaldados por evidencia u observaciones que son meras opiniones. Por ejemplo, fue verdaderamente el Gran Houdini “el mejor mago del mundo” ¿o es una opinión? Después de todo, David Copperfield caminó a través de la Muralla China.

Pronombres: no sólo yo-yo-yo todo el tiempo

La gramática no es fácil, especialmente para niños de 11 y 12 años. El uso de los pronombres es particularmente pasado por alto. Se estudia el caso de los pronombres propios. ¿Qué es eso? El caso subjetivo se refiere a los pronombres que se usan como sujeto (yo, tú, usted, él, ella, nosotros, ustedes, ellos). El caso objetivo indica los pronombres que se usan como objetos (a mí, a ti, a él, a ella, a nosotros, a ellos). El caso posesivo expresa propiedad (mi, mío, tu, tuyo, su, suyo, nuestro, vuestro, suyo). Un uso impropio puede deformar el idioma y hacer que el usuario parezca poco inteligente. Por ejemplo, Nosotros y ella llevamos manzanas a tuyo gran granero no es correcto ni se escucha bien.

Los fallos en la persona del pronombre también son comunes en el grupo de esta edad. Para corregirlo, tu hijo necesita seguir siempre con la “persona” con la que comenzó. No se puede cambiar de primera persona (yo) a segunda persona (tú), o viceversa. Cuando voy a la escuela, tú deberías tener las tareas terminadas , o Cuando tú vas a la escuela, una persona debe tener las tareas acabadas. (Pista, el segundo ejemplo va de segunda persona a tercera). ¡Ambos cambios son incorrectos! O al menos crean confusión.

El número del pronombre también es crucial. Si el sujeto indica una cantidad plural, el pronombre posesivo relacionado tiene que tener el mismo número. Aquí tiene un ejemplo de este error común: Todas las niñas de la escuela tomó su paraguas. (Debería ser sus paraguas.) Los pronombres vagos también están mal vistos. Tome la frase: Alicia puso un jarrón con una rosa roja en su escritorio y lo vendió. ¿Qué se vendió: el jarrón o el escritorio? No lo sabemos porque lo, usado aquí, es muy vago.

Mayúsculas, ortografía, puntuación

Se espera que los alumnos de sexto grado varíen sus oraciones alternando la longitud y la estructura para mantener su escritura interesante.

Cuando se trata de ortografía, muchos estudiantes de sexto grado saben que las reglas de ortografía en inglés son delicadas y tienen muchas excepciones. Los niños aprenden a deletrear correctamente palabras inglesas extrañas, con letras mudas (island, crumb) y extrañas consonantes combinadas (cough, pheasant). Como tal, la ortografía se aprende mejor a través de la práctica y, eventualmente, memorizando. Si tu hijo se frustra al escribir palabras como climb o plumbing, hazle saber que Theodore Roosevelt, Andrew Carnegie y un comité de ciudadanos preocupados trataron de simplificar la ortografía inglesa hace un siglo; lamentablemente, fue en vano.

Finalmente, a medida que su escritura se vuelve más avanzada, los estudiantes de sexto grado tienden a usar comas, paréntesis y guiones para separar frases y cláusulas. Puedes ayudar al revisar estas oraciones y asegurarse de que la puntuación se coloca correctamente.

Todo está en la presentación

En sexto grado, los niños leerán su escrito a sus compañeros de clase. Mientras leen, se espera que hagan contacto visual, pronuncien sus palabras con claridad y hablen lo suficientemente alto como para que toda la clase los escuche. Compartirán sus argumentos, trabajos de investigación, proyectos y esfuerzos literarios, que a menudo irán acompañados de exhibiciones visuales, música, audio, gráficos y diapositivas.

Tu hijo puede estar nervioso antes de estas presentaciones, pero es de esperar que la experiencia le dé poder.

Traducido por: Spanish with Style

Share on Pinterest