Cuando nuestros hijos son bebés, los pediatras miden su peso y estatura en cada revisión médica. Posteriormente, anotan estas estadísticas vitales en el historial médico y las monitorean a lo largo del tiempo. Esto se debe a que una simple medida (el peso del bebé durante, por ejemplo, su revisión médica a los tres meses de nacido) únicamente nos dice cuál es su tamaño en ese momento. Para que los doctores sean capaces de determinar si el niño está creciendo de forma sana, necesitan entender qué tan bien se está desarrollando.

De manera muy similar, es difícil tener una idea de la calidad del servicio que una escuela presta a sus estudiantes si nos limitamos a analizar las calificaciones obtenidas en las pruebas estandarizadas de un año en particular. Cada niño posee una reserva de conocimiento y habilidades que se encuentra fundamentada en las enseñanzas que ha recibido en el pasado, y los estudiantes comienzan cada año estando a niveles académicos distintos. Sin embargo, independientemente del punto de partida del estudiante, lo que importa es lo que la escuela aporta al aprendizaje de cada niño. Al medir cuánto aprendizaje han adquirido los estudiantes durante el año escolar, podemos obtener una imagen mucho más clara del impacto de una escuela.

Para monitorear el aprendizaje a lo largo del tiempo, los investigadores crearon una medida llamada desarrollo o progreso estudiantil. En lugar de limitarse a promediar las calificaciones de fin de año de una escuela, las estadísticas de progreso monitorean a cada niño de un año a otro y determinan cuánto han progresado. Este parámetro es uno de los criterios principales que GreatSchools usa actualmente para calcular la Calificación General de cada escuela. (Los otros parámetros son equidad, desempeño en las pruebas, y en el caso de las escuelas secundarias, parámetros de preparación universitaria tales como índices de graduación e ingreso a la universidad).

Dependiendo de los datos disponibles en tu estado, GreatSchools mide el desarrollo de dos posibles formas. En los estados que calculan estadísticas de desarrollo estudiantil, nuestra Calificación de Progreso Estudiantil promedia el progreso de cada estudiante, comparándolo con el de estudiantes de otras escuelas del estado. En los estados donde no existen estadísticas de progreso individual para cada estudiante, calculamos la Calificación de Progreso Académico. Esta calificación usa estadísticas a nivel de la escuela que compara el desempeño de grupos de estudiantes durante grados sucesivos a lo largo de los años. Por ejemplo: comparar el desempeño de los estudiantes de quinto grado de este año con el desempeño de los estudiantes de cuarto grado del año pasado.

A continuación, te presentamos tres razones clave que demuestran la importancia del desarrollo:

1. Las calificaciones obtenidas en las pruebas no cuentan toda la historia.

Las investigaciones nos indican que las calificaciones obtenidas en las pruebas se encuentran estrechamente relacionadas al entorno socioeconómico del estudiante. Por sí solas, estas calificaciones podrían no decir mucho sobre la forma en que la escuela está impulsando el aprendizaje de los estudiantes. Además, las calificaciones obtenidas en las pruebas reflejan un único punto en el tiempo, generalmente cuando los estudiantes realizan las pruebas estatales en primavera. Por último, las calificaciones obtenidas en las pruebas cubren una serie limitada de asignaturas en ciertos grados (generalmente lectura y matemáticas, y en ocasiones ciencias). Dicho de forma sencilla: las calificaciones obtenidas en las pruebas, por sí solas, no reflejan necesariamente la efectividad de una escuela.

2. El desarrollo demuestra qué tan bien están atendiendo las escuelas a los estudiantes, independientemente de su nivel académico inicial.

Los expertos creen que el progreso es una medida más precisa para determinar las formas en que una escuela contribuye al aprendizaje de los estudiantes. Debido a que los estudiantes comienzan cada año a niveles distintos de conocimiento o habilidades, medir el desarrollo puede demostrar qué tanto está contribuyendo la escuela al aprendizaje de cada uno de sus estudiantes, independientemente de que estén por encima o por debajo del nivel de sus compañeros.

3. Las diferencias entre el desempeño en las pruebas y las calificaciones de progreso pueden proporcionar información muy útil.

Las escuelas con alto desempeño en las pruebas pueden tener calificaciones de progreso altas o bajas, y las escuelas con desempeño bajo en las pruebas pueden tener calificaciones de progreso altas o bajas. Una escuela con alto desempeño en las pruebas pero bajas calificaciones de progreso genera ciertas interrogantes: ¿Qué tan relacionado se encuentra el desempeño en las pruebas al entorno socioeconómico de los estudiantes? ¿Se manejan prácticas pedagógicas efectivas? Una escuela con bajo desempeño en las pruebas pero una calificación de progreso alta cuenta una historia distinta. Esta escuela tiene estudiantes que están comenzando en un nivel académico más bajo, pero en comparación al resto de escuelas del estado, están aprendiendo más. Esta es una buena señal: se necesita una enseñanza muy efectiva para ayudar a los niños a nivelarse con sus compañeros.

Los siguientes pasos para los padres:

Cuando estés escogiendo una escuela para tu hijo, préstale atención a la Calificación de Progreso Estudiantil/Académico y compárala con otras escuelas circundantes (aquí te explicamos cómo). Muchos estados también usan modelos de desarrollo para monitorear el desempeño escolar, así que pregúntales a los líderes escolares cómo interpretan esas calificaciones.

Los siguientes pasos para los maestros

Sabemos que las calificaciones de desarrollo pueden resultar volátiles a nivel del aula de clases, pero analizadas en conjunto a nivel de la escuela podrían brindarte un resumen del progreso de los estudiantes de tu escuela en comparación a otras escuelas del estado. Independientemente de que estés evaluando la efectividad de tu escuela o buscando empleo, la Calificación de Progreso Estudiantil/Académico resulta importante. Una calificación de desarrollo alta debería indicar que una escuela ha adoptado prácticas pedagógicas efectivas.

Los siguientes pasos para los líderes escolares:

Independientemente de que tu escuela o distrito cuente con un desempeño alto o bajo en las pruebas, su Calificación de Progreso Estudiantil/Académico dice mucho sobre la efectividad de las prácticas en una escuela determinada. Considera compartir las calificaciones de tu escuela con tu comunidad para demostrar que tus estudiantes van camino al éxito.

Este artículo es parte de una serie de artículos sobre nuestras nuevas calificaciones del 2020. Otros artículos incluyen:

La importancia de la equidad (para todos los niños)
Sin importar quién sea tu hijo, la forma en que la escuela atiende a los estudiantes de comunidades desfavorecidas es un factor importante para entender la calidad general de la escuela.

¿Por qué subió la calificación de mi escuela?
Puede que hayas notado que la calificación de tu escuela aumentó recientemente. Existen dos posibles razones para este cambio.

¿Por qué bajó la calificación de mi escuela?
Puede que hayas notado que la calificación de tu escuela disminuyó recientemente. Existen dos posibles razones para este cambio.

Lee más sobre el sistema de calificaciones de GreatSchools.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest
Updated: diciembre 28, 2020