¿Es esta escena familiar?

Tú, un ciudadano responsable, estás parado ante una urna electoral. Además de votar sobre importantes medidas locales, te encuentras con una lista de nombres que se postulan para la junta escolar. Escaneas la lista y te das cuenta de que la mayoría (si no todos) de los nombres no te son familiares. Hmmmm, piensas, no tengo idea para quién votar. ¿De verdad importa? Es solo la junta escolar.

No estás solo. Algunos de los padres más involucrados prestan poca o ninguna atención a las elecciones de la junta escolar. Pero hay muchas buenas razones para que te importe. Este pequeño grupo de personas en tu junta escolar local suele tomar decisiones invisibles en la educación de tu hijo. Determina la calidad de los edificios en los que tu hijo pasa sus días. Selecciona los libros de texto que lee tu hijo y los programas en línea en los que tu hijo pasa incontables horas. Evalúa los procedimientos de seguridad durante emergencias y elige la compañía de autobuses que transporta a tu hijo a la casa. También es donde se detiene el dinero: decide si el superintendente de tu distrito (enlace en inglés) está haciendo su trabajo o no.

Si votar por un candidato de la junta escolar (enlace en inglés) todavía no suena como gran cosa, toma en cuenta esta estadística: solo el 10 por ciento de los votantes se presenta para votar en sus elecciones locales de la junta escolar. Si bien es desafortunado que más personas no participen en la selección de los miembros de la junta escolar que controlan las políticas y los presupuestos de tu escuela, hay una ventaja.

Tu voto cuenta aquí más que en casi cualquier otra elección porque hay una participación muy baja. Y cuando se trata de la junta escolar de tu distrito, el poder de ser un padre informado (enlace en inglés) también cuenta mucho.

Con eso en mente, a continuación hay una introducción a las juntas escolares, ya sea para votar en las próximas elecciones, asistir a reuniones o trabajar con la junta escolar de tu distrito en un tema urgente.

¿Qué es una junta de educación?

Las escuelas públicas son administradas, como su nombre lo indica, por el público.

El público que vota (es decir, tú), vota y esencialmente contrata su junta de educación. A la junta de educación, algunos distritos la llaman comité escolar, un grupo de entre tres y siete funcionarios electos (en algunos distritos son nombrados) que asumen un papel de liderazgo en la supervisión del desempeño académico, legal y financiero de un distrito escolar.

¿Qué implica eso? Las juntas escolares son nada menos que el órgano de gobierno de un distrito escolar. Son los jefes que representan el interés público y, en esta medida, deben servir a los diversos valores y necesidades de su comunidad.

Cada distrito del país tiene una junta de educación. A nivel nacional, los miembros de la junta escolar constituyen el grupo más grande de funcionarios electos en el país, con un total de aproximadamente 95.000 personas. Aparte del maestro, director y superintendente del distrito de tu hijo, los miembros de la junta escolar tienen la mayor influencia en la educación de tu hijo porque deciden cómo gastar los fondos de las escuelas públicas de un distrito y establecer las políticas de gobierno.

El trabajo cotidiano de las juntas escolares

Por lo general, las juntas escolares se reúnen todos los meses en reuniones abiertas al público. Estas reuniones pueden ser aburridas y rutinarias o intensas y que dan pie a discusiones donde se debaten temas controvertidos y se toman decisiones históricas.

Las juntas escolares no son partidistas. En la mayoría de los distritos, los miembros cumplen mandatos de cuatro años. Sus términos son escalonados para que todos los puestos no estén disponibles de una sola vez, y la mayoría de las elecciones son en noviembre. En la mayoría de los casos, un candidato tiene que tener al menos 18 años de edad, ser ciudadano de su estado, ser residente de su distrito y un votante registrado y elegible bajo la constitución de su estado para ser elegido para un cargo público.

Los miembros de la junta escolar pueden, e idealmente deberían, reflejar la diversidad de la comunidad. Particularmente en los distritos grandes, son más representativos de sus comunidades que los miembros del Congreso. Según la asociación National School Boards, a nivel nacional, el 44 por ciento de los miembros de las juntas escolares son mujeres (más del doble del indice de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y el Senado de los Estados Unidos), el 21,8 por ciento de los miembros de las juntas escolares encuestados eran afroamericanos y el 6 por ciento eran latinos.

Dependiendo del distrito, muchos son voluntarios y otros, especialmente en distritos grandes con más responsabilidades y presupuestos más grandes, reciben un pequeño salario. En algunos distritos, las responsabilidades implican mucho trabajo para el puesto. No es atípico que un miembro de la junta escolar de un distrito grande trabaje unas 40 horas al mes en tareas relacionadas con la junta escolar.

En la mayoría de los casos, un empleado del distrito escolar no puede ser miembro de la junta en su distrito. Esto significa que un maestro, director, bibliotecario, custodio o cualquier otra persona que trabaje en una escuela en su distrito no puede servir en su junta escolar a menos que renuncie a su puesto de trabajo.

Los distritos escolares son organizaciones complejas y requieren una junta de gobierno que colectivamente tenga una variedad de habilidades, desde administrar un presupuesto de millones de dólares hasta responder a las necesidades de millones de padres, tutores e estudiantes. Sin excepción, las decisiones que toma una junta escolar afectarán a tus hijos y a ti en los años por venir.

¿Pero, qué hace la junta escolar?

Una junta escolar bien dirigida juega un papel vital para que sus escuelas locales sean exitosas, siempre teniendo en cuenta los mejores intereses de los estudiantes. Idealmente, una junta escolar trabaja con y para su comunidad con el objetivo general de mejorar las escuelas locales de su distrito. Debe mantener una estructura organizativa sólida para su distrito, una que capacite al superintendente y a los administradores del distrito para administrar a las escuelas y a los maestros para que enseñen eficazmente y que los estudiantes reciban apoyo en un próspero ambiente de aprendizaje.

5 funciones clave de una buena junta escolar

  1. Establece una visión

    Establece una visión clara y altas expectativas de educación de calidad que apoye los mejores resultados de los estudiantes.

  2. Crea guías práciticas

    Establece guías prácticas para transformar su visión y hacerla realidad. A través de sus guías prácticas, la junta escolar influye en casi todos los aspectos de las operaciones escolares.

  3. Demuestra responsabilidad

    Comparte responsabilidad con los educadores por el desempeño de las escuelas y estudiantes del distrito. Esto significa mantener altos estándares académicos, transparencia y responsabilidad.

  4. Representa un papel de liderazgo en la comunidad

    La junta escolar escucha y responde a las preocupaciones de una comunidad y le explica al público las prioridades del distrito.

  5. Busca el consenso

    Una junta escolar se enfrentará regularmente a problemas que invitan a una diversidad de opiniones fuertes y creencias apasionadas. Sin embargo, su objetivo debe seguir siendo el mismo: buscar el consenso, conciliar las diferencias y llegar a acuerdos, todo al servicio de sus estudiantes.

Otras responsabilidades incluyen contratar y evaluar al superintendente de su distrito, adoptar políticas que afectarán a cada escuela en su distrito, servir como un órgano judicial y de apelaciones para resolver conflictos, administrar el proceso de negociación colectiva para empleados del distrito y la asignación de fondos. También tiene otras obligaciones que incluso si parecen triviales, podrían afectar en gran medida tu vida y la de tu hijo, como decidir sobre el calendario escolar, elegir horarios y rutas de autobuses escolares, adoptar nuevos planes de estudio y decidir proyectos de construcción.

Una junta escolar poderosa va más allá del aula y se asocia con la comunidad. Deberían responder a las esperanzas de una comunidad para sus jóvenes. Esto se puede hacer a través de asociaciones con empleadores locales, universidades y organizaciones sin fines de lucro, utilizando todo, desde orquestas locales para enseñar música hasta aprendices de trabajo con estudiantes de escuelas intermedias y escuelas secundarias.

Una junta escolar también tiene un papel simbólico. El comportamiento que una junta demuestra en las reuniones públicas, lo bien que funcionan en equipo y las relaciones que los miembros tienen con los maestros, administradores y familias de su distrito, se suman al clima de la educación pública de una comunidad. Las juntas escolares organizadas o disfuncionales, inspiradoras o de mente estrecha, pueden mejorar o empeorar la calidad de tu sistema escolar local.

¿Qué está haciendo tu junta escolar?

Si tienes una idea de qué tan bien están funcionando tus escuelas locales, probablemente ya tengas una idea de qué tan bien la junta escolar administra las escuelas de tu comunidad. También puedes obtener más información sobre la junta escolar siguiendo las noticias locales que cubren los problemas de tu distrito escolar. Debido a que hay reuniones abiertas regulares, puedes asistir a ellas e incluso hacer preguntas durante el período de comentarios abiertos. ¿No puedes asistir a las reuniones? La mayoría de los distritos transmiten las reuniones en estaciones locales de radio y televisión y publican minutos en línea.

Una vez que hayas leído sobre tu junta escolar o hayas escuchado una de sus reuniones, las siguientes preguntas pueden ayudarte a evaluar si satisfacen las necesidades de tu comunidad:

  • ¿La junta escolar se enfoca en resolver los mayores desafíos del distrito o dedica todo su tiempo a asuntos menos importantes?
  • ¿La junta escolar escucha a sus empleadores, es decir a ti y tu comunidad?
  • ¿Los miembros trabajan juntos para apoyar los objetivos que tiene tu comunidad para sus escuelas o le están fallando al distrito?
  • ¿Trabajan en asociación con el público?
  • Si ha habido conflictos o preocupaciones en la comunidad, ¿han sido receptivos y respetuosos en la forma de abordarlos?

¿Qué debo buscar en un candidato de la junta escolar?

Ya sea que estés satisfecho o no con la junta escolar, tu voto en la próxima elección de la junta escolar puede ser fundamental para ayudar a dar forma a la próxima junta para que responda a las necesidades de los padres, estudiantes y personal.

Al considerar a un candidato de la junta escolar, piensa primero en los temas vigentes importantes para ti y otros padres en el distrito. ¿Hay suficientes ofertas académicas avanzadas? ¿Hay controversias sobre cerrar o abrir escuelas? ¿El sistema de elección de escuela parece justo? ¿Qué pasa con el transporte? ¿Qué pasa con el currículo de matemáticas, ciencias o lectura?

Para obtener información sobre miembros individuales, puedes encontrar información en línea sobre sus antecedentes y por qué aseguran que serían buenos para un rol.

Preguntas para hacerle a la junta escolar sobre un candidato.

¿Tiene el candidato?:

Genuino interés en mejorar las escuelas públicas. ¿Es un político de carrera simplemente subiendo de puesto, o parece sincero acerca de ayudar a las escuelas locales?

Conocimiento de las condiciones de las escuelas públicas. ¿Son conscientes de los mayores problemas en tu distrito? ¿Parecen entender las políticas, pautas, necesidades, desafíos y fortalezas de tu distrito?

Un compromiso de servir al público. ¿Pueden dedicar el tiempo y la energía necesarios para reuniones semanales, llamadas telefónicas, conversaciones, visitas a las escuelas y seminarios y talleres de desarrollo profesional?

Un compromiso con la educación pública. ¿Creen en la importancia de la educación pública y que cada niño merece una educación sobresaliente, sin importar la escuela o el vecindario?

¿Cómo puedo comunicarme con un miembro de la junta escolar?

Hay varias formas de ponerse en contacto con los miembros de la junta escolar local. La mayoría publica su información de contacto en el sitio web del distrito escolar, incluida su dirección de correo electrónico e incluso su número de teléfono. Una de las mejores formas de interactuar con todos los miembros de la junta escolar local es asistir a una reunión. Junto con las reuniones públicas que se llevan a cabo una o dos veces al mes, los miembros de la junta escolar, particularmente los que participan y son efectivos, celebran reuniones en la ciudad, organizan grupos focales y sondean a su comunidad.

Recuerda: Un buen miembro de la junta escolar responde a sus electores.

Para obtener más información sobre las juntas escolares, visita el sitio web de la Asociación Nacional de Juntas Escolares.

Share on Pinterest
Updated: diciembre 5, 2019