El problema: Me preocupa que mi niño tenga una dependencia de las pantallas.

Haz un plan para reducir el tiempo de pantalla.

Prueba esto

Es fácil dejarse atrapar por las pantallas para llenar vacíos. Los medios pueden ser adictivos. Crea espacios donde pueda usar las pantallas, como la sala de estar o el coche en viajes largos. Establece límites de tiempo para satisfacer su deseo por usar las pantallas. Tu hijo puede hacer una tarjeta de tiempo para registrar las horas de inicio y finalización para ver televisión, jugar videojuegos o usar una computadora.

Prueba esto

Inspecciona lo que tu hijo está viendo. Si estás realmente preocupado por el contenido y si el tiempo de pantalla es excesivo, habla con un consejero acerca de tus inquietudes. Para algunos niños, la adicción a las pantallas puede ser perjudicial.


No seas un facilitador.

Mejor no

No permitas que tu niño use las pantallas para curar el aburrimiento. Un poco de tiempo de pantalla no es algo malo en el lugar y el momento correctos. Podemos acceder a una gran cantidad de información en nuestros teléfonos inteligentes, pero es probable que tu hijo no necesite ver una película mientras estás de compras.

No permitas que una pantalla sustituya el tiempo con amigos y familiares. Fomenta las interacciones con seres humanos vivos en lugar de los personajes animados.


Dale alternativas.

Di
“En lugar de mirar Bob Esponja, vamos a elegir juntos lo que vamos a cenar”.

“Construyamos un fuerte afuera en lugar de jugar ese videojuego”.


No critiques.

No digas

“Siempre estás mirando la pantalla. Vas a freír tu cerebro. ¿No sabes que hay un gran mundo allá afuera que estás desperdiciando?”.


Por qué

Es fácil estar conectado todo el tiempo, pero el tiempo de pantalla puede ser adictivo. A menudo comienza a tomar el lugar de otras actividades que tienen beneficios positivos, como jugar afuera, construir con Legos e interactuar con otros.

Demasiado tiempo de pantalla puede provocar una sobrecarga sensorial. Y para algunos niños, la adicción a la pantalla puede tener consecuencias devastadoras tanto neurológicamente como socialmente.

Monitoriza el contenido así como el tiempo. Habla con tu hijo sobre juegos, películas y programas de televisión apropiados.

Lee más: Mi niño se va a escondidas a su habitación para ver televisión o jugar videojuegos

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest