In English?

¿Qué calificación merecen las escuelas de educación preescolar en la enseñanza de matemáticas en los Estados Unidos?

Respuesta: F (Al menos la mayoría de ellas).

Las matemáticas están casi ausentes en las escuelas de educación preescolar y las clases de pre-kinder en los Estados Unidos. Un estudio calculó que en las escuelas de educación preescolar donde los niños pasan seis horas al día, las matemáticas ocupan un promedio de únicamente 58 segundos por día. Ni siquiera un minuto completo.

Es más, esos momentos de matemáticas con frecuencia se enseñan incorrectamente.

Aprender a recitar números del 1 al 10 no hace avanzar mucho a los niños, porque con frecuencia los niños simplemente están memorizando, de acuerdo con Jo Boaler, profesora de matemáticas de Stanford, porque apenas sienta las bases para la resolución futura de problemas y el pensamiento lógico.

Muchos de nosotros hemos escuchado que leer es importante para los niños pequeños, pero la educación estadounidense presupone que está bien abordar las matemáticas posteriormente. Mientras tanto, la investigación muestra claramente que la exposición temprana a las matemáticas es crucial para el éxito posterior en esta asignatura.

“Las habilidades tempranas en matemáticas tienen el mayor poder predictivo, seguido por las habilidades de lectura y las habilidades de atención”, informa un equipo de psicología dirigido por Greg J. Duncan, en Preparación para la escuela y logro posterior, publicado en Psicología del Desarrollo en 2007. Los estudios de seguimiento siguen confirmando la importancia de las habilidades tempranas en matemáticas. Mientras más actividades orientadas a las matemáticas realicen los niños antes del kínder, mejor entenderán las matemáticas en la escuela. Las habilidades tempranas en matemáticas predicen una aptitud superior en las matemáticas de la escuela secundaria superior y mayores índices de matriculación en la universidad.

¿Por qué contar no basta?

Hasta la fecha, el enfoque más común para enseñar habilidades tempranas en matemáticas ha sido rodear a los niños pequeños con números al lado de sus letras y estimularlos a que cuenten tal como practican cantar el alfabeto. Pero los investigadores dicen que este enfoque está malogrando a los niños. En su ensayo “Las matemáticas son importantes, incluso para niños pequeños”, Deborah Stipek, profesora de Stanford (coautora con Alan Schoenfeld y Deanna Gomby) explica el paralelo con el alfabeto: “Aprender a contar de memoria enseña a los niños los números en palabras y su orden, pero no les enseña el sentido numérico, como tampoco cantar las letras L-M-N-O-P en la canción del alfabeto enseña la conciencia fonémica”.

En cuanto a la magia de contar hasta 10, Susan Levine, profesora de la Universidad de Chicago, explica: “Los niños pueden contar sus números temprano, con frecuencia del 1 al 10, y los padres quedan sorprendidos e impresionados. Pero es una lista sin sentido. Cuando dices ‘dame 3 pescados’, te dan un puñado”.

Habilidades tempranas para las matemáticas con las que nacen los niños

Subitizar”, de la palabra latina “repentinamente”, es la capacidad para identificar rápidamente el número de elementos en un grupo pequeño. Los estudiantes de preescolar pueden diferenciar entre uno y tres elementos; para la edad de 7 años, esto se incrementa entre cuatro y siete elementos. Es más que un simple y genial truco de fiesta: La investigación indica que desarrollar la capacidad para subitizar números más grandes puede incrementar las habilidades en matemáticas en algunas formas. Un ejemplo es “enumerar” o poder empezar a contar desde 5 y seguir contando hacia delante, lo que es una estrategia de matemáticas que los estudiantes de primer grado necesitarán cuando empiecen a aprender a sumar y restar.

Una forma de desarrollar las capacidades innatas en matemáticas de los niños es centrarse en ayudarles a contar con objetos que sean significativos para ellos. Para contar hacia delante, comienza con un número que ellos reconozcan, como dos dinosaurios de juguete. Agrega otro y di “tres”, luego agrega otro y di “cuatro”, ayudándoles a conectar los nombres de los números con el incremento en objetos.

Los niños pequeños clasifican por naturaleza. Para la edad de 2 años, empiezan a reconocer y hacer comparaciones, tales como más, igual y diferente. Disfrutan organizando múltiples objetos en “conjuntos” específicos, es decir, grupos o categorías. Pedir a un niño que clasifique sus queridos dinosaurios en grupos, tales como grandes y pequeños, es la base de algunas habilidades tempranas importantes en matemáticas. Primero, pueden comparar los grupos. (Hay más dinosaurios pequeños). Pueden contar cuántos hay en cada grupo (dos grandes, seis pequeños). Pueden clasificar de nuevo en formas diferentes (los que tienen púas aquí, los que no tienen púas allá; ordenar los dinosaurios desde los más pequeños hasta los más altos). Aritmética es una palabra intimidante, pero en el kínder simplemente significa entender lo que cada número representa y qué sucede cuando ese número se añade o se quita. ¿Qué sucede cuando quitas un dinosaurio?

Medición increíble

Los niños están fascinados, y con razón, por la variabilidad en tamaño. Se deleitan con la enormidad de elefantes, árboles y rascacielos, y la pequeñez de hormigas y orugas. El atractivo de descubrir lo que es comparativamente más grande o más pequeño estimula su curiosidad acerca de pulgadas, libras, galones, millas y otros sistemas de medición. Douglas H. Clements y Julie Sarama, autores de Aprender y Enseñar Matemáticas Tempranas: El enfoque de las trayectorias de aprendizaje, sugieren que la medición es la mejor forma para que los niños aprendan acerca de las matemáticas. Llegan incluso a decir que es mejor que contar. “Usamos la longitud de forma consistente en nuestra vida cotidiana”, escriben. “La [Medición] puede ayudar a desarrollar otras áreas… incluyendo el razonamiento y la lógica”.

Bloques de construcción y el lenguaje del espacio

La próxima vez que estés limpiando los bloques o legos de tu hijo, simplemente recuerda: ellos están desarrollando sus cerebros matemáticos. Incrementar las habilidades espaciales a través del juego con bloques ha demostrado ser beneficioso en muchos estudios. Por ejemplo, la complejidad del juego de LEGO para un niño durante los años de preescolar se correlaciona con un mayor logro en matemáticas en la escuela secundaria superior.

Exponer a los estudiantes de preescolar a formas geométricas, incluyendo círculos, cuadrados, triángulos y rectángulos los ayuda a desarrollar una habilidad llamada conocimiento visual. Los investigadores Clements y Sarama descubrieron en un estudio que los niños que aprendieron formas y habilidades espaciales también mostraron beneficios pronunciados en preparación para las matemáticas y la escritura, e incluso aumentaron las puntuaciones de sus cocientes intelectuales.

Clements también insta a los padres y maestros que enseñen a los niños lo que él llama el “lenguaje del espacio”, palabras como delantero, atrás, detrás, arriba, abajo, encima, debajo, último, primero, siguiente, hacia atrás, en, sobre, profundo, superficial, triángulo, cuadrado, esquina, borde, etc. Stipek, anterior decano de la Escuela de Graduados en Educación de Stanford, sugiere “cuando le estás leyendo un libro con imágenes a tu hijo, señala la posición y la representación espacial. Di: ‘el árbol está detrás del automóvil’ y el ‘tejado es un triángulo’”.

Los patrones no son simplemente bonitos

El arte visual y la danza proporcionan excelentes formas para enseñar patrones, los cuales se definen en Un Diccionario de Matemáticas para Niños como “un diseño repetido o secuencia recurrente”. Reconocer y crear patrones ayuda a los niños a aprender a hacer predicciones, entender lo que viene después, hacer conexiones lógicas y utilizar las habilidades de razonamiento. Los patrones de movimiento también pueden hacer un paseo al parque con beneficios matemáticos. Estimula a tu niño atlético a caminar, andar de puntillas, saltar o brincar, correr en un círculo, detenerse, caerse y rodar; repite hasta que estén exhaustos (y educados). (Relacionado: Formas geniales de enseñarle patrones a tu hijo en edad preescolar).

Trae los juegos de matemáticas

La mejor forma para que los padres “matematicen” a sus hijos es usar las matemáticas en rutinas de la vida diaria, ya sea como juegos o formas entretenidas para resolver problemas. “Haz que las matemáticas sean divertidas” aconseja Eric Wilson, Profesor Jefe en la Escuela Primaria Pacific en San Francisco. “Los niños pequeños trabajan muy duro cuando están jugando. Jugar es el ambiente de aprendizaje perfecto”.

Los rompecabezas, los bloques de construcción, los juegos de mesa y los juegos de cartas han sido todos estudiados, y los investigadores concluyen que todos estos elevan las habilidades en matemáticas.

La actitud es importante

Posiblemente, la cosa más importante que cualquier progenitor o maestro puede hacer para desarrollar las habilidades tempranas en matemáticas en estudiantes de preescolar es estimular a los niños a creer que pueden tener éxito. “Cuando los niños son positivos acerca del aprendizaje y se sienten con capacidad para tener éxito, tienen más posibilidad de ser exitosos”, escribe la educadora de matemáticas Lynda de la Queen’s University de Ontario, Canadá, y eso se extiende a cualquier asignatura. También es cierto que las actitudes negativas que los padres tienen acerca de las matemáticas pueden tener efectos negativos en el desempeño de los hijos en matemáticas. Los padres que expresan ansiedad acerca de las matemáticas influyen en las actitudes de sus hijos y esos niños tienen menos posibilidad de que les vaya bien en matemáticas.

Entonces, ¿Qué pueden hacer los padres? 1) Tener una actitud positiva y guardarse sus propios miedos acerca de las matemáticas. 2) Dile al maestro de tu hijo cuánto ama tu hijo las matemáticas y que tú esperas que tu hijo tenga éxito en estas. Luego, pregúntale acerca de formas en las que puedes reforzar en casa las matemáticas en las que se están enfocando ellos en el salón de clases. ¡El maestro de tu hijo te amará por ello!

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest