In English?

Tu divertido y dulce niño, está entusiasmado con tantas cosas. Es importante estimular su impulso por aprender durante los meses de verano. Los niños que no realizan actividades de aprendizaje durante las vacaciones de verano pueden perder mucho de lo que trabajaron tan duro por aprender durante el año escolar. Es un fenómeno llamado “pérdida del aprendizaje durante el verano” y, en promedio, se ha demostrado que los niños pierden hasta dos meses de habilidades en lectura y matemáticas. También se ha demostrado que mantener a los niños participando en actividades de aprendizaje durante el verano puede contrarrestar la pérdida de aprendizaje. A continuación, te presentamos algunas maneras fáciles y divertidas en que tú y tu familia pueden mantener a tu hijo aprendiendo este verano para que no se atrase cuando comience el tercer grado.

Actividades de aprendizaje para el verano antes del 3.° grado

  1. Saboreando el suspenso

    Puede ser que tu hijo esté leyendo con fluidez por su cuenta. Pero leerle en voz alta a tu hijo, en español o en inglés, sigue siendo importante. Tu hijo puede entender una historia más complicada cuando la escucha que cuando la lee por él mismo. Elige un libro que sea más avanzado de lo que estaba leyendo en la escuela este año. La mejor opción es una historia con giros y vueltas emocionantes. Usa voces graciosas o de miedo y hazlo tan dramático como quieras. De esta manera, es divertido para tu hijo y él practicará la habilidad de escuchar, que también le ayudará a mejorar su vocabulario, sus habilidades de comprensión y su banco de conocimientos.

  2. Tu asistente para ir de compras

    Tu hijo puede ayudarte a hacer la lista de las compras, leer las etiquetas en la tienda y comparar los precios. Cuando llegues a casa, haz una tienda reuniendo alimentos enlatados, juguetes, libros y otros objetos del hogar. Saca algo de dinero ficticio (o usa el dinero de Monopoly) y escribe precios simples. Para sumar y restar fácilmente, haz que los precios sean números redondos como $1, $5, $20. Fija precios altos para que tu hijo tenga que hacer sumas y restas más difíciles. Luego, tomen turnos para comprar y ser el cajero. ¿Cuánto costará comprar una lata de sopa de $2 y un juguete de $15?, ¿cuánto cambio le darás si te dio un billete de $20?

  3. Con la suficiente coordinación

    A esta edad, muchos niños tienen la suficiente coordinación para andar en bicicleta, correr rápidamente y patinar. Los juegos en el patio de recreo como la tenta y atrapar la bandera, también son un gran ejercicio porque enseñan habilidades sociales y físicas al mismo tiempo. Jugar juegos activos y hacer al menos una hora de ejercicio al día, también es importante para aprender. Los niños aprenden habilidades de pensamiento crítico jugando juegos con reglas y juegos que requieren estrategia. El ejercicio vigoroso es crítico para el desarrollo del cerebro de tu hijo. Los niños que hacen ejercicio intensamente se desempeñan mejor académicamente que los que no lo hacen.

  4. Contando su día con una historia

    Haz que tu hijo escriba lo que hace cada día, en inglés o en español. (¡Incluso dictarle a un adulto o a un hermano mayor está bien!) La clave es incluir tantos detalles como sea posible. Por ejemplo, no solo “vi a la abuela”, sino que “comí pizza con la abuela”. O aún mejor, en vez de “comimos galletas”, escribir “mordí una galleta esperando chispas de chocolate y me sorprendí al probar las pasas”. ¿Se cayó y se raspó una rodilla?, ¿le ladró el perro al cartero? Ningún detalle es demasiado pequeño para incluirlo si a tu hijo le llama la atención. ¡A veces un pequeño detalle se convierte en la parte más importante de la historia! Haz que tu hijo ilustre lo que escribió y escriba la fecha. Cada semana, más o menos, cuando tengan un momento de tranquilidad, miren lo que escribió y hablen sobre los aspectos más destacados.

  5. Diferentes palabras, mismo significado

    ¡El vocabulario de tu hijo está aumentando rápidamente! Cuanto más puedas desarrollar el vocabulario de tu hijo, en español y en inglés, más sólidas serán sus habilidades lingüísticas. ¿Cuántas palabras diferentes puedes pensar para describir cómo se siente tu boca después de un sorbo de jugo de limón?, ¿cuántas palabras diferentes puedes pensar que significan “enojado”?, ¿cuántas palabras diferentes puedes pensar que significan “hermoso”? Jugar a Mad Libs (juego de mesa de palabras), en inglés o en español, es una forma divertida de practicar nuevas palabras de vocabulario y al mismo tiempo, aprender cómo se usan las palabras en las oraciones, si se usan como sustantivos, adjetivos o verbos.

  6. ¿Qué hora es?

    Decir qué hora será en los próximos cinco minutos en relojes digitales y relojes no digitales, es una habilidad que tu hijo debería haber aprendido en segundo grado. Ayuda a tu hijo a mantener esta habilidad al día preguntándole la hora cada vez que vea un reloj. Usa esta hoja de trabajo (en inglés) para practicar más.

  7. Contando una historia con títeres

    Haz que tu hijo dibuje sus personajes favoritos de un libro o programa. Sus hermanos o amigos también pueden hacerlo. Recorta los personajes y pega cada uno en un palito de paleta o helado. Ahora tu hijo puede agacharse debajo de la mesa y representar una historia sosteniendo los títeres al nivel de la mesa. Grábalo con tu celular; él querrá mirar y luego hacerlo de nuevo.

  8. Busca oportunidades para que tu hijo escuche y hable inglés

    Si tu hijo habla principalmente en español cuando no está en la escuela, es importante darle oportunidades para escuchar y hablar inglés durante el verano. Averigua los días en que la entrada a museos y zoológicos locales es gratis o tiene un costo menor. ¿Hay manifestaciones o charlas en inglés? Si tu hijo es tímido a la hora de hablar en inglés, anímalo y elogia sus interacciones en inglés. Desafía a tu hijo para que le haga una pregunta al presentador, compre y pague una merienda o pida direcciones para ir al baño. Estos pequeños esfuerzos realmente ayudan a desarrollar habilidades del idioma inglés más rápido de lo que te imaginas.

¿Quieres más ideas de aprendizaje de verano? Ve nuestras recomendaciones para el aprendizaje de verano para niños de cualquier edad y específicamente para los veranos antes del 1.° grado, 2.° grado, 4.° grado y 5.° grado.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest