In English?

Tu hijo está creciendo rápido. Probablemente valora su independencia y el tiempo con sus amigos más que nunca. Pero todavía necesita tu orientación sobre cómo pasar su tiempo libre este verano. Esto podría significar poner límites en el tiempo que pasa frente a la pantalla y seguir las reglas para usar la tecnología de manera inteligente. Asegúrate de que tu hijo socialice bastante en persona, y en medio de todo eso, asegúrate de que también haya tiempo para aprender.

Cuando los niños no realizan actividades de aprendizaje durante el verano, pueden perder hasta dos meses de habilidades de lectura y matemáticas por las que trabajaron tan duro durante el año escolar. Es un fenómeno generalizado llamado “pérdida del aprendizaje durante el verano”, y los expertos dicen que es un factor importante para que los niños se atrasen en la escuela y, a menudo, se queden atrás. Para asegurarte de que esto no le suceda a tu hijo, a continuación, te presentamos algunas maneras divertidas en que tú y tu familia pueden ayudar a tu hijo a desarrollar lo que aprendió en cuarto grado y mantenerse en el buen camino en quinto grado.

Actividades de aprendizaje para el verano antes del 5.° grado

  1. Sitios web que le ayudarán en matemáticas y lectura

    Aprovecha la fascinación de tu hijo por las pantallas visuales. Probablemente esté listo para trabajar por sí solo en las lecciones en Khan Academy, una herramienta gratuita en línea para enseñar matemáticas (y otras materias también). Para comenzar, ve a “Matemáticas por grado” y elige cuarto grado. El sitio evalúa y enseña a medida que tu hijo resuelve los problemas, para que pueda obtener ayuda con los conceptos en los que aún necesita trabajar y avanzar cuando haya dominado una lección. Newsela.com ayuda a los estudiantes con la comprensión de lectura al ofrecer noticias actualizadas para niños, escritas en diferentes niveles de lectura desde la escuela primaria hasta la escuela secundaria en inglés y en español. Es posible que tu hijo ya esté familiarizado con el sitio, y si es así, puede que tenga una contraseña. Si no, puedes inscribir gratis a tu hijo. Pídele a tu hijo que mantenga informada a toda la familia contándole una historia que lee todos los días.

  2. Noche de cine de verano

    Prepara palomitas de maíz y mejora la lectura y escritura de tu hijo. Ver películas juntos y hablar sobre los personajes y la trama puede ayudar a tu hijo a aprender a analizar los elementos de una historia. Es aún mejor si eliges una película basada en un libro que tu hijo leyó este año. ¿En qué se diferencian los personajes, el ambiente y la trama de la película del libro? ¿Cómo cambió esto la historia?

  3. Practicando matemáticas con pizza

    Hay lecciones de fracciones en todas partes si sabes dónde buscar. Haz dos o tres pizzas pequeñas. (Puedes encontrar masa de pizza precocida en la mayoría de las tiendas de comestibles). Deja que tu hijo ponga los ingredientes encima de las pizzas. Cuando las pizzas estén listas, corta una en ocho rebanadas, otra en diez rebanadas y la última en doce rebanadas. ¿Cuántas rebanadas hay en cada mitad de cada pizza? Si comes un tercio de la pizza de 12 rebanadas, ¿cuántas rebanadas comerás? Luego, usa las rebanadas de pizza para enseñarle a tu hijo las fracciones equivalentes. Por ejemplo, pregunta: “¿Qué es más grande: 1/8 o 1/12; 2/10 o 5/10?”.

  4. Rompiendo los récords

    Deja que tu hijo se cronometre con una aplicación de cronómetro mientras corre, hace carreras o monta bicicleta en una ruta designada. O anímalo a desafiarse a sí mismo para romper su récord de tiro a cestas. Dile que haga un seguimiento de su progreso durante todo el verano. A los niños a esta edad les encantan las competencias, incluso cuando compiten contra sí mismos. Y el ejercicio vigoroso no solo es bueno para el cuerpo, es fundamental para el desarrollo cerebral de tu hijo. El objetivo debe ser que tu hijo haga de 30 a 60 minutos de ejercicio todos los días.

  5. Creando un dibujo animado

    Si a tu hijo le gustan los cómics y las novelas gráficas, anímalo a dibujar una figura o dos. Pueden ser personas reales o personajes inventados. ¿Qué se dicen las figuras unas a otras? ¿Qué está pasando a su alrededor? Una simple caricatura al día podría convertirse en una historia épica para el final del verano.

  6. Una lista de éxitos musicales familiares

    Haz que todos en la familia contribuyan con sus canciones o géneros musicales favoritos. Deja que tu hijo elija canciones, las ordene y le ponga a la lista de reproducción un nombre que refleje el estado de ánimo o el tema que quiere crear. Es posible que se muestre indiferente con la lista de reproducción de la familia, pero es probable que se sienta orgulloso y baile con entusiasmo cuando suene.

  7. Encuentra un amigo para intercambiar postales

    Si tu hijo habla principalmente en español durante el verano, busca a un amigo o familiar con quien pueda comunicarse en inglés. Hazle saber a esta persona que tu objetivo es que tu hijo practique la escritura en inglés, y ¡pídele que responda la postal! Se divertirán eligiendo la tarjeta postal, además es económico enviarla por correo, y le dará a tu hijo un poco de práctica manteniendo sus habilidades de escritura frescas.

¿Quieres más ideas de aprendizaje de verano? Ve nuestras recomendaciones para el aprendizaje de verano para niños de cualquier edad y específicamente para los veranos antes del 1.° grado, 2.° grado, 3.° grado y 4.° grado.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest