In English?

Este año puede desafiar a tu hijo en todo tipo de formas. Entre matemáticas, lectura y las nuevas rutinas y reglas, el kínder es un reto para cualquier niño, pero si además tu hijo está aprendiendo un nuevo idioma, es un desafío adicional.

Uno de los grandes obstáculos para los niños que aprenden inglés en un salón donde muchos estudiantes ya hablan inglés con fluidez, es que los niños que están aprendiendo inglés se vuelven más callados y son menos propensos a participar. Generalmente, los maestros piensan que son amables al dejar que los niños que están aprendiendo inglés no participen en clase. Sin embargo, es mejor ayudar a los estudiantes que están aprendiendo inglés a establecer un patrón de participación positivo. ¿Por qué? Porque una de las mejores maneras de aprender un idioma es sumergiéndose en él, hay que arriesgarse a cometer errores y empezar a comunicarse.

4 formas para ayudar a tu hijo a sentirse lo suficientemente seguro para participar en clase

  1. Prepáralo para participar

    Cuando le preguntes a tu hijo sobre su día en la escuela, no te limites a preguntarle cómo estuvo. En lugar de eso, pregúntale: “¿Qué pregunta hiciste hoy?”. Esto enviará el mensaje de que hacer preguntas es parte del aprendizaje. Si sospechas que tu hijo está demasiado asustado como para levantar la mano en clase, ayuda a tu hijo a planear una pregunta que le pueda hacer al maestro al día siguiente. Incluso si tu hijo practica esa pregunta en casa y luego no la hace en clase, esto hará que tu hijo esté un paso más cerca de hablar en clase.

  2. Da el ejemplo haciendo preguntas

    La próxima vez que te encuentres en una situación en la que puedas hacer una pregunta y tu hijo esté contigo, ¡haz la pregunta! Permite que tu hijo te vea salir de tu zona de confort mientras te comunicas en inglés. Esto le enseñará a tu hijo que está bien no saber algo y que el aprendizaje es algo normal para todos.

  3. Comunícate con el maestro de tu hijo

    Por correo electrónico o en persona (con o sin un traductor), dile al maestro que quieres que tu hijo participe activamente en las discusiones de la clase lo más posible. Pídele al maestro de tu hijo que le pregunte algo muy fácil y conciso para que tu hijo pueda experimentar un pequeño logro. Consejo profesional: Explícale al maestro que has escuchado que si el maestro junta a los estudiantes en grupos de dos o tres para discutir lo que la clase está aprendiendo, es más probable que los estudiantes que están aprendiendo inglés se arriesguen y hablen incluso si la discusión se lleva a cabo frente a toda la clase.

  4. Explícale el valor de hablar en inglés (no solo escucharlo)

    Explícale a tu hijo que cuanto más hable, más rápido aprenderá inglés. No solo porque va a practicar más, sino porque va a cometer muchos errores. Una nueva investigación ha encontrado que los errores ayudan a desarrollar el cerebro (¡es increíble pero cierto!) y ayudan a solidificar el aprendizaje. Así que, anima a tu hijo a abrir la boca, a intentarlo y a cometer errores todos los días.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest