¿Dolores de cabeza por la tarea de matemáticas de 5.° grado? Así es como puedes ayudar.

10 ideas de matemáticas de 5.° grado

  1. ¡Posiciónalos correctamente! Cómo trabajar con decimales

    Este año, los estudiantes de quinto grado trabajan con decimales que ascienden hasta las milésimas. Por ejemplo: 0.0001, o cualquier número ubicado a cuatro espacios del punto decimal. ¿La buena noticia? Realizarán las mismas operaciones que aplicaban con números que ascendían a las centésimas: comparar, sumar y restar números. Si tu hijo luce confundido ante los puntos decimales agregados, recuérdale que puede evitar equivocaciones al asegurarse de alinear los puntos decimales como se debe, uno sobre el otro. Si un número tiene dos decimales (por ejemplo, 0.02) y otro número tiene cuatro (por ejemplo, 0.0005), tu hijo puede agregar dos ceros al final del primer número para aumentar la similitud entre los números sin modificar la cifra en lo más mínimo, ¡pues 0.02 = 0.0200 (son la misma cantidad)! Aquí tienes una hoja de trabajo (en inglés) que proporciona al niño la oportunidad de practicar la resta de números decimales que ascienden hasta las milésimas.

  2. Poniendo las fracciones en práctica

    Este año, tu hijo necesitará convertir números mixtos (por ejemplo, 2 ½) en fracciones (por ejemplo, 5/2). Ayuda a tu hijo a entender dicho concepto usando plastilina o masa. Pídele que forme 2 círculos enteros del mismo tamaño y 1/2 círculo con la mitad del tamaño. A continuación, divide cada círculo entero en dos mitades. Posteriormente, cuenta todas las mitades. Tocar y observar cómo el valor entero se convierte en una fracción ayudará a que el concepto sea más fácil de recordar. He aquí una hoja de trabajo (en inglés) para ayudarle a tu hijo a analizar la idea.

  3. Cómo ejercitar las matemáticas mentales

    Puede que tu estudiante de quinto grado esté aprendiendo matemáticas más sofisticadas, pero aun así necesitará mantener sus habilidades aritméticas en forma. La próxima vez que vayan al supermercado, pídele a tu hijo que use matemáticas mentales para elaborar una lista mental de cuánto dinero tendrás que pagar. Si tu hijo se acerca a la cifra (dentro de un margen de 5 dólares a la cifra real), podrías premiarle con una pequeña recompensa o privilegio. Obtén más ideas para lograr que las matemáticas resulten relevantes para la vida cotidiana.

  4. El volumen no es un simple botón del control remoto

    Tu estudiante de quinto grado está aprendiendo a determinar cuántas unidades cúbicas (cubos diminutos) caben dentro de una figura tridimensional como una caja. Ayuda a tu hijo a entender dicho concepto al rellenar una caja con pequeños cubos. Los cubos de azúcar son una buena opción, al igual que pequeños metales preciosos de forma cuadrada. Cerciórate de que estén organizados de manera que ocupen todo el espacio. A continuación, pregúntale cuántos cubos caben en la caja. Luego, haz que tu hijo practique con esta hoja de trabajo (en inglés).

  5. Pídele que realice estimaciones

    Antes de recurrir a una calculadora, bolígrafo o lápiz, tu estudiante de quinto grado debería pensar en el significado que poseen los números presentados en un problema con enunciados. Por ejemplo, cuando vea ⅗, puede que visualice una pizza rebanada en 5 piezas, y que solo quedan 3 piezas en el plato. Puede que se percate de que se trata de una cantidad ligeramente superior a la mitad, lo cual puede ayudarlo a realizar una estimación de la respuesta. Tras realizar dicha estimación, tu hijo siempre debería realizar el cálculo matemático para comprobar su estimación. Si la estimación se acerca a la cifra real, puedes tener confianza en que está aprendiendo a realizar estimaciones. Proporciónale a tu hijo más práctica en la realización de estimaciones mediante la siguiente hoja de trabajo (en inglés).

  6. Agrega una pizca de fracciones a la comida

    Este año, tu estudiante de quinto grado está aprendiendo a sumar fracciones con distintos denominadores (los números ubicados debajo), y el primer paso consiste en encontrar una fracción equivalente para alguna de las dos fracciones, de manera que las fracciones que están siendo sumadas posean el mismo denominador. Por ejemplo, para calcular ½ + ¼, tu hijo necesita convertir primero ½ a su fracción equivalente, 2/4, de manera que posea el mismo denominador que ¼. Mientras cocinan juntos, ayuda a reforzar dicha idea pidiéndole a tu hijo que encuentre fracciones equivalentes en las recetas. Alcanza un nivel en el que tu hijo pueda decirte a qué equivale ⅔ de taza + ½ taza. Proporciónale a tu hijo la oportunidad de practicar la suma de fracciones con distinto denominador mediante la siguiente hoja de trabajo (en inglés).

  7. Explica de forma sencilla cómo funcionan los divisores

    Encontrar divisores es una habilidad muy importante que tu hijo usará a lo largo de la escuela secundaria. Sin embargo, puede resultar confuso al principio. Contribuye a que el concepto resulte más manejable pidiéndole a tu hijo que divida una serie de objetos en grupos que posean la misma cantidad de artículos. Por ejemplo, toma 12 frijoles. ¿Puede tu hijo separarlos en 2 grupos iguales? En ese caso, 2 es un divisor. ¿Y qué tal en 3 grupos? En ese caso, 3 también representa un divisor. Continúa la serie hasta que tu hijo haya separado los 12 frijoles en grupos distintos. Luego, inténtalo con números que asciendan a 30 mediante la siguiente hoja de trabajo (en inglés).

  8. Cómo recolectar y graficar datos

    Los compañeros de clase de tu hijo representan una excelente fuente de datos. Ayuda a tu hijo a pensar en cuatro o cinco criterios para recolectar datos, registrar a modo de fracciones y documentar mediante diagramas de círculo. Por ejemplo: color del cabello. Pídele a tu hijo que elabore una lista con todos los miembros de la clase y que escriba los colores de cabello junto a cada nombre. Suma todos los colores castaños, negros, rojizos y rubios, y exprésalos mediante fracciones (por ejemplo, 11/32 castaño, 12/32 negro, 1/32 rojizo, 8/32 rubio). ¿Es tu hijo capaz de expresar dichos datos mediante fracciones y luego gráficas de círculo? También puedes usar la siguiente hoja de trabajo (en inglés) para obtener ayuda e inspiración.

  9. Otórgale significado a los gráficos
    Sí, tu estudiante de quinto grado ya es capaz de graficar líneas simples… ¿pero con qué fin? Ayuda a que dicha línea (y la habilidad matemática) adquiera significado al decirle a tu estudiante de quinto grado que quieres planificar una fiesta. Tendrás que invertir 3 dólares por invitado para cubrir gastos de comida y bebida. Juntos, usen la ecuación y = 3x para calcular cuánto dinero necesitarás (y) para un determinado número de invitados (x). Intenta con 7, 10 y 15 invitados. ¿Cuánto dinero necesitarás por cada cantidad de invitados? Luego, traza la línea para visualizarlo con más claridad. Obtén más estrategias para lograr que las matemáticas resulten relevantes para la vida cotidiana.
  10. Ideas para practicar las matemáticas durante el verano

    Este verano, refuerza las habilidades aritméticas de tu hijo con la ayuda de fuentes en línea de juegos matemáticos, explicaciones y ejercicios prácticos (principalmente en inglés). Existen páginas web gratuitas como Khan Academy, Sheppard Software, WebMath.com, Math.com e IXL.com que ofrecen una variedad de juegos, problemas prácticos e información para un amplio número de grados y niveles matemáticos. Navega dichas páginas junto a tu hijo (o incentiva a tu hijo a hacerlo por sí mismo) para comprobar si son útiles. Podría representar una forma divertida de evitar que tu hijo olvide sus habilidades matemáticas durante las vacaciones de verano. Para practicar sin conexión a internet, dale un vistazo a nuestras cinco hojas de trabajo predilectas para quinto grado (en inglés), las cuales cubren habilidades clave como decimales, geometría, probabilidad, diagramas y gráficos.

Translated by: SpanishWithStyle.com

Share on Pinterest
Updated: abril 24, 2020